«Abc» mantiene los anuncios de contactos ante el silencio de los obispos

El periódico de Vocento, socio preferencial de la Conferencia Episcopal en sus proyectos mediáticos, continúa promocionando anuncios vinculados con la explotación y la trata de blancas.

El periódico de Vocento, socio preferencial de la Conferencia Episcopal en sus proyectos mediáticos, continúa promocionando anuncios vinculados con la explotación y la trata de blancas.

«Abc», el veterano diario fundado por Torcuato Luca de Tena y hoy día propiedad del Grupo Vocento, se enfrenta a una seria contradicción. Por un lado, el periódico que dirige Bieito Rubido se mantiene como socio de la Conferencia Episcopal en sus empresas de medios comunicación (COPE, Trece y la distribución del suplemento religioso «Alfa y Omega», vinculado al Arzobispado de Madrid) mientras que, por otro, sigue prestando cobijo a los anuncios de prostitución.

En la última década el diario de Vocento ha visto reducirse el espacio dedicado a estos anuncios, denominados bajo el eufemismo «de relax». Atrás quedan los tiempos en que sus páginas podían albergar más de doscientos anuncios por día generando unos ingresos en torno a los diez millones de euros, según estimaciones realizadas por medios especializados.

O aquellos en los que otro medio de Vocento, La 10, programaba anuncios de contactos en la madrugada y los fines de semana.

Sin embargo, Internet y la opinión pública se han dejado sentir en este negocio. La mayor parte de los anuncios de dicha temática se transmiten a través de páginas web mientras que los organismos públicos se muestran cada vez más concienciados con respecto a esta problemática. Y es que no se trata tan sólo de los anuncios como negocio sino que, tras ellos, se esconde una faceta sórdida: la explotación sexual y la trata de blancas.

Desde hace años, la Guardia Civil ha alertado de la vinculación de muchos de estos anuncios con las mafias de la prostitución. También desde el Gobierno de Mariano Rajoy, a través del Plan Integral contra la Trata 2015-2018 impulsado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se establece que «los medios de comunicación, escritos y audiovisuales, desempeñan un papel esencial (...) en relación con el lucro obtenido de anuncios de contactos, que pueden encubrir situaciones de explotación sexual o la trata con fines de explotación sexual».

Ante esta situación, el Partido Socialista de Madrid (PSOE-M) en el Ayuntamiento de la capital propondrá retirar la publicidad institucional a aquellos medios que den cobijo a ese tipo de anuncios como parte de una ordenanza para acabar con la prostitución y las mafias que se lucran a cuenta del proxenetismo. Una propuesta que ha encontrado buena acogida en el equipo de gobierno municipal de Manuela Carmena.

También la Generalitat valenciana puso en marcha una medida similar el pasado mes de septiembre dentro de su manual de lucha contra la violencia machista.

Denuncias a las mafias

En el caso de «Abc», este diario es uno de los pocos que siguen promocionando este tipo de anuncios después de que «El País» decidiera poner fin a su inclusión el pasado mes de julio.

El periódico de Vocento ofrece a sus lectores una oferta que incluye desde «jovencitas» a «chicos superviciosos» pasando por «sumisa rubia guapa», «travesti golfita» o «chicas superviciosas». También incluye promociones de webs en las que se ofrecen servicios muy detallados de prostitución heterosexual y homosexual. En una de esas webs se especifica a potenciales clientes que pueden acceder a las mujeres que aparecen a su catálogo por 70 euros, taxi de desplazamiento incluido.

Los contenidos de sus páginas de anuncios contrastan con algunos de los reportajes de denuncia de las mafias de la prostitución que aparecen en el diario, como las situaciones de explotación que se viven en los pisos.