Dalas Review: “Pese a que me han absuelto, voy a estar condenado para siempre”

Dalas Review: “No había ni la más mínima prueba para decir que yo he violado a nadie. Esto ha arruinado mi carrera para siempre”

Dalas Review/youtube
Dalas Review/youtube

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review, uno de los "youtubers"más conocidos de España con 8,5 millones de seguidores, de haber abusado sexualmente de una chica de 13 años.

“Sabía que me iban a absolver”. Es lo que el conocido youtuber Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review, ha declarado nada más conocer que la sección 29 de la Audiencia de Madrid ha desestimado la causa abierta contra él por presunto abuso sexual de una adolescente de 13 años de edad. En un vídeo publicado en su canal de Youtube una vez conocida su absolución por falta de material probatorio, el popular joven reconoce que sufrió de “ansiedad” e “insomnio” a consecuencia de la denuncia. Hasta que llegó la noticia: “encendí el móvil y tenía el mensaje de mi abogado diciéndome que estoy absuelto”.

Dalas Review afirma que el proceso ha sido “largo y tedioso”. Pero lo peor, sostiene, es que “pese a que me han absuelto, voy a estar condenado para siempre para mucha gente”. “No sé cómo esto ha llegado a juicio porque no había ni la más mínima prueba para decir que yo he violado a nadie. Esto ha arruinado mi carrera para siempre”, afirma. En su opinión, “hay cosas a las que nunca voy a poder llegar debido a la fama de mierda que me han puesto, esto es solo una cosa más añadida a las que me van a cerrar las puertas a cualquier cosa, pero, qué le voy a hacer. Hay que vivir. No puedo hacer más que decir la verdad a quienes la quieren escuchar”.

El youtuber arremete además contra algunos medios de comunicación y denuncia que “tienen la sentencia antes de que yo la tenga”. Los acusa de estar “extractando trozos de la sentencia para presentarme como culpable aunque haya sido absuelto”. Dalas Review anuncia acciones legales: “A más de uno les pienso poner una buena denuncia”. El youtuber califica la absolución de “ victoria agridulce”.

“No soy ningún violador”, afirma, no sin antes dar las gracias a quienes le han estado apoyando en los últimos tres años. El joven, que abandonó Twitter el pasado mes de septiembre, tiene más de 8,5 millones de seguidores en Youtube.