Al menos 250 muertos y 956 heridos deja la Navidad en América Latina

Al menos 250 personas murieron y 956 resultaron heridas en accidentes y hechos violentos durante las celebraciones navideñas en América Latina, según los recuentos del lado trágico de la Navidad hechos por diversas instituciones.

Este año a las peleas, la violencia, los accidentes de tráfico y por manipulación de pólvora y otros materiales explosivos, las balas perdidas y los ahogamientos en playas y ríos, que suele ser habituales en Navidad, se sumó un inusual ataque de peces carnívoros a bañistas en Argentina.

El ataque de las pequeñas pero voraces palometas en la playas fluviales de Rosario, a orillas del río Paraná, causó unos 70 heridos.

Entre los heridos más graves se encuentra una niña de 7 años, que perdió una falange, y otro bañista adulto, que sufrió la amputación de un dedo del pie, detallaron las autoridades.

Sin embargo, la Navidad fue mucho más trágica en El Salvador, donde hubo 24 muertes violentas, 15 de ellas por asesinato, y 188 heridos, además de cuatro niños quemados al manipular pólvora.

Con 36 personas muertas y 103 heridas, 16 por el uso de pólvora, Colombia también debería estar de luto, pero una noticia positiva acaparó toda la atención.

En estas fiestas navideñas no hubo que lamentar un solo muerto a causa de automovilistas borrachos y los accidentes por ese motivo se redujeron un 83 %, gracias a una nueva ley que sanciona con cuantiosas multas a quien maneje habiendo tomado alcohol.

En Guatemala, 28 personas perdieron la vida y más de 170 resultaron heridas. Los accidentes de tráfico fueron la causa de 10 de las muertes y de 106 de los heridos.

Una cifra similar se presentó en Paraguay, en donde otras 28 personas fallecieron durante las celebraciones, 13 de ellas por causa de accidentes de tránsito (12 involucran a motociclistas).

A su vez, en Honduras se informó de al menos 20 muertos por causas violentas durante las fiestas, 30 menos que el año anterior, y un total de 15 heridos durante la Nochebuena, dijo escuetamente un portavoz del Hospital Escuela de Tegucigalpa a Efe.

Los accidentes de tráfico también empañaron las celebraciones navideñas en México, donde las autoridades reportaron la muerte de 16 personas en varios accidentes viales.

En total, 18 personas resultaron heridas en estos hechos en varias carreteras mexicanas.

En República Dominicana, 14 personas murieron y otras 209 resultaron afectadas en accidentes de tránsito, de acuerdo con las cifras recogidas por las autoridades de control.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) reportó, además, que entre los afectados se encuentran nueve personas intoxicadas con alcohol y 960 vehículos fueron inmovilizados, la mayoría motocicletas.

En Bolivia, al menos siete personas, entre ellas dos menores, murieron desde el martes en accidentes de carretera, según la Policía local.

El peor accidente ocurrió este jueves y dejó tres personas muertas y 18 heridas en una ruta de acceso a la ciudad andina de Oruro tras el choque frontal de dos vehículos.

Para los costarricenses la violencia fue la principal causa de muerte en esta fecha, en la que se informó de un total de 9 muertes que se suman a las 94 que van en el mes, informó la Cruz Roja.

En Venezuela hubo al menos siete muertos y 16 heridos en el estado Miranda (centro) debido a accidentes de tránsito, aunque el Ministerio del Interior reveló una disminución del 30 % respecto a igual período del año pasado.

En Perú, seis miembros de una familia murieron en un accidente de carretera en la región sureña de Puno tras incendiarse el vehículo en el que viajaban, y un joven de 16 años murió cuando explotaron los fuegos pirotécnicos que portaba en su mochila.

En Chile, un hombre de 35 años murió ahogado en el río Bío Bío en la localidad de Chiguayante, al sur de Santiago, mientras intentaba rescatar a uno de sus hijos que se estaba ahogando.

Los organismos de rescate de Nicaragua informaron de al menos diez lesionados en 70 accidentes de tráfico, principalmente en Managua.

Argentina reportó 120 heridos por quemaduras durante la Nochebuena, la mitad de ellos, según fuentes sanitarias, en Buenos Aires, que está azotada por una ola de calor.

De la misma manera, Uruguay recibió la Navidad bajo alerta naranja por la ola de calor que se mantendrá hasta la noche de mañana, día 27, y que ha alcanzado los 44 grados de temperatura.

Hasta el momento, la Policía no ha reportado ningún accidente mortal en las rutas uruguayas, aunque un hombre le disparó a otro en la cabeza, tras una discusión originada por el uso de fuegos artificiales.

Caso contrario se ha presentado en Brasil, donde los accidentes más trágicos en la temporada navideña fueron los meteorológicos, ya que las lluvias que azotan los estados del sudeste del país desde hace unos diez días han dejado 38 muertos.

En Espíritu Santo, el estado más afectado por las inundaciones, 61.378 personas tuvieron que abandonar sus hogares en 52 municipios, según el último balance de la Defensa Civil.