Alejandra Botto: "Falta una ley estatal contra el abandono animal"

La promotora de la carrera solidaria Perrotón trabaja para concienciar sobre la tenencia responsable de mascotas.

Decenas de rostros conocidos con sus mascotas apoyaron la VIII edición de la carrera solidaria Perrotón. Foto: Gtres
Decenas de rostros conocidos con sus mascotas apoyaron la VIII edición de la carrera solidaria Perrotón. Foto: Gtres

La promotora de la carrera solidaria Perrotón trabaja para concienciar sobre la tenencia responsable de mascotas.

Más de 5.000 personas con sus respectivos perros se sumaron a la VIII edición de Perrotón, celebrada el 13 de octubre en Madrid. Una carrera solidaria contra el abandono de los animales, organizada por la cantante y actriz Alejandra Botto, que cada año va sumando adeptos y el apoyo de caras conocidas gracias al esfuerzo de su promotora.

–Es una gran defensora de los animales, como ha demostrado con suimplicación en Perrotón. ¿Qué le pide al Gobierno en este sentido?

–España es uno de los países más solidarios del mundo pero falta aún camino por recorrer contra el abandono y el maltrato a los animales. Falta que los políticos unan sus fuerzas para legislar la voluntad popular. Falta que las instituciones comprendan que la ciudadanía quiere apoyar los derechos de los animales. Pero necesitamos una ley general de protección animal que sea la misma en toda España y no haya diferencias por comunidades.

–¿Cree que la gente está cada vez más concienciada contra el abandono animal o queda todavía un largo camino por recorrer?

–Lo importante definitivamente es llegar a concienciar a la gente sobre la adopción y una tenencia responsable. Por supuesto, queda mucho por conseguir en este campo. Todavía se abandonan muchos. Andalucía es una de las comunidades, al igual que Madrid, donde se maltratan y se abandonan muchos perros todavía, y en toda España en general, que seguimos a la cabeza de Europa. No obstante, creo que vamos en la línea adecuada.

–Debido al éxito de Perrotón, acaba de celebrarse la octava edición, se plantea extender el proyecto a otras ciudades de España?

–Sí, efectivamente la idea con Perrotón es iniciar diferentes carreras en las principales ciudades de toda España en los próximos años. Es un proyecto que se ha hecho indispensable para todos los «doglovers» y, aunque a Madrid habitualmente acude gente de toda España y de muchos países del extranjero, creemos que es bueno acercarlo también a otras ciudades

–A qué se va a dedicar el dinero recaudado en esta edición de Perrotón?

–En eso estamos trabajando en estos momentos. Colaboramos para llevar a cabo campañas de esterilización de perros y gatos para protectoras con bajos recursos económicos, con el fin de evitar camadas indeseadas que fomenten el abandono de animales en un futuro, asi como en campañas para la prevención de la leishmaniosis con la colaboración y el asesoramiento del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X El Sabio, Boehringer Ingelheim Animal Health y la Red de Clínicas Veterinarias Vetersalud.

–Usted ha contado que Perroton surgió de una idea que vio en las calles de México. ¿Cuál es la situación de las mascotas en España comparada con la de otros países?

–Pues como te adelantaba, efectivamente España en relación a Europa se encuentra a la cabeza en animales abandonados. Esto es una realidad a día de hoy. La línea de trabajo empieza a ser la adecuada, pero todo es lento y va muy poco a poco. Obviamente hay que endurecer las penas ,y desde luego sería ideal aprobar una regulación nacional, no como estamos ahora con una ley de diecisiete comunidades autónomas.

–Cada vez humanizamos más a las mascotas, hay tiendas especializadas en cumpleaños de perros y en Japón incluso se les lleva en carritos como si fueran bebés ¿Cree que es excesivo?

–Bueno a mi me parece que todo lo que nos haga felices en la vida está más que justificado siempre sin que generemos estrés a un animal por satisfacer nuestro propio ser. Mimar y consentir a nuestros perros y gatos entra dentro de lo que hacemos todos los que tenemos amor por darles y queremos recibir su amor a cambio.