Así se han hecho las microvoladuras en el túnel de Totalán

La Guardia Civil explica cómo están siendo los trabajos para elaborar un túnel vertical en busca de Julen

La Guardia Civil explica cómo están siendo los trabajos para elaborar un túnel vertical en busca de Julen, un delicado y elaborado proceso que necesita al menos una hora para cada detonación.

Los trabajos para tratar de localizar a Julen están presentando numerosas complicaciones. La perforación del túnel horizontal se está topando con las mismas rocas, de extrema dureza, que cuando se hizo la perforación vertical. De momento, han logrado avanzar dos de los cuatro metros que supuestamente separan a las fuerzas de salvamento (en este caso mineros y Guardia Civil) del pequeño Julen.

Debido a la complejidad del rescate y la extrema dureza de los materiales con los que se han encontrado se ha tenido que recurrir a la realización de tres microvoladuras. Dos, durante la pasada noche, y una a primera hora de la mañana.

Para preparar cada una de las microdetonaciones requiere la intervención de al menos cinco personas. Dos mineros y tres guardias civiles. Cuando se decide realizar una microdetonación, se activa el protocolo, según el cual, un minero desciende hasta el punto en el que se está horandando la tierra en sentido vertical y realiza cinco agujeros en la roca, en las que colocar las cargas explosivas. Después, debe abandonar el agujero para que sean dos especialistas de montaña, espeleología y microvoladuras de la Guardia Civil coloquen las cargas explosivas en los orificios realizados por los mineros. Posteriormente, regresan a la superficie y detonan la carga explosiva que previamente ha sido preparada por el grupo de desactivación de explosivos de la Guardia Civil, que también se encuentra en la superficie. Una vez realizada la voladura, se necesita extraer los gases antes de que los mineros vuelvan a descender para tratar de avanzar en el túnel.

Ante la previsión de que sigan encontrando rocas que impidan el avance de la excavación, el helicóptero de la Guardia Civil desplazado a Totalán ha despegado con destino Sevilla para recoger más material explosivo.