Cae una banda que había clonado al menos 500 tarjetas de crédito

La Razón
La RazónLa Razón

Un hombre se acerca al cajero y saca la cartera para disimular, pero en realidad instala un dispositivo para copiar los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas y una cámara para grabar el número secreto. Con las tarjetas clonadas en España sacaban dinero en Estados Unidos, Argentina, Filipinas, Indonesia o Vietnam. Y con las clonadas fuera, sacaron en España. La estafa a nivel internacional supera el millón de euros. La policía calcula que en España hay unas 500 víctimas. Llegaron a instalar sus dispositivos en 140 cajeros de la Comunidad de Madrid. Así que acostúmbrense a este gesto: taparnos la mano mientras marcamos el «pin». Y nunca pierdan de vista su tarjeta a la hora de pagar en cualquier establecimiento.