Certificado para circular si quiere ir en bici eléctrica

La DGT busca que patinetes y usuarios de las dos ruedas tengan que cumplir la misma exigencia.

La DGT va a tipificar los diferentes tipos de vehículos de movilidad personal que han surgido
La DGT va a tipificar los diferentes tipos de vehículos de movilidad personal que han surgido

La DGT busca que patinetes y usuarios de las dos ruedas tengan que cumplir la misma exigencia.

La bicicleta se abre camino en el asfalto y cada vez son más los usuarios en las ciudades para trasladarse de un punto a otro. La DGT exigirá ahora a sus propietarios un certificado obligatorio para poder circular que acredite que «un ciclo de pedaleo asistido o vehículo de movilidad personal cumple con los requisitos técnicos de aplicación conforme a la normativa nacional e internacional». Así figura en el borrador de la última modificación del Reglamento General de Vehículos que ha hecho la DGT en el que mete en el mismo saco tanto a patinetes como a bicicletas eléctricas. La medida será una forma de identificación que tengan las Policías Locales a la hora de comprobar que un usuario cumple las exigencias necesarias para circular por la vía.

El certificado tendrían que gestionarlo y asumirlo los fabricantes que ven con indignación cómo este nuevo requisito aumentaría la carga burocrática que ya soportan teniendo en cuenta que las bicicletas eléctricas tienen una regulación específica. Así, para que se comercialice una bicicleta tipo Bicimad, las llamadas de pedaleo asistido, en las que sólo funciona el motor si se pedalea, tienen una velocidad máxima de hasta 25 km/h y hasta 250 W, es necesario una declaración de conformidad EU del fabricante y una placa con las características que reúne.

Por otra parte, las bicicletas eléctricas, de mayor potencia y velocidad, las llamadas Speed Ebikes, (puede funcionar su motor sin pedaleo, mediante acelerador, alcanzar 45 km/h y hasta 4.000 W) tienen mayores exigencias para poder circular; disponer de tarjeta ITV emitida por el fabricante, se matricula como ciclomotor, es necesario seguro y el permiso de conducir ciclomotores. Así queda recogido en el Real Decreto 339/2014. «No se puede incluir en esta modificación a estas bicicletas identificadas por la legislación española y europea porque sería una carga administrativa redundante e innecesaria, además de contraria al derecho europeo para que un ciudadano comunitario circule con su bici en nuestras vías», dijo ayer Carlos Núñez, secretario general de la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE)