El beso mortal de dos estrellas

Ilustración de las estrellas del sistema binario de contacto más masivo y caliente
Ilustración de las estrellas del sistema binario de contacto más masivo y caliente

Un equipo internacional de astrónomos ha utilizado su “arma” más poderosa, el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO), para desentrañar la estrella doble más caliente y masiva descubierta hasta ahora cuyos componentes están tan cerca la una de la otra que se tocan.

Las dos estrellas están situadas en el sistema extremo VFTS 352, y lo más llamativo de todo es que podrían dirigirse hacia un dramático final, durante el cual las dos estrellas se fundirán para crear una sola estrella gigante o acabarán formando un agujero negro binario.

Según explica el ESO en un comunicado, el sistema estelar doble VFTS 352 está situado a unos 160.000 años luz de distancia en la Nebulosa de la Tarántula, una interesante región para los astrónomos porque es el vivero más activo de nuevas estrellas en el universo cercano. En este sentido, las nuevas observaciones del VLT de ESO han revelado que este par de jóvenes estrellas se encuentra entre los objetos más extremos y extraños jamás encontrados.

VFTS 352 está formada por dos estrellas muy calientes, brillantes y masivas que orbitan entre sí en poco más de un día. Los centros de las estrellas están separados por sólo 12 millones de kilómetros.

De hecho, las estrellas están tan cercanas que sus superficies se superponen y se ha formado un puente entre ellas. VFTS 352 no es sólo la más masiva conocida en esta pequeña clase de binarias de contacto — tiene una masa combinada de cerca de 57 veces la del Sol — sino que también contiene los componentes más calientes, con temperaturas superficiales que superan los 40.000 grados Celsius.

Las estrellas extremas como estas que componen VFTS 352, juegan un papel clave en la evolución de las galaxias y se cree que son las principales productoras de elementos como el oxígeno. Estas estrellas dobles también están vinculadas a comportamientos exóticos como el mostrado por las «estrellas vampiro», donde una estrella acompañante menor absorbe materia de la superficie de su vecina más grande.

Sin embargo, en el caso de VFTS 352, ambas estrellas del sistema son de tamaño casi idéntico. Por tanto, el material no es atraído de una estrella a otra, sino que puede ser compartido. Se estima que las estrellas que forman VFTS 352 comparten cerca del 30 por ciento de su material.

Este tipo de sistema es muy raro porque esta etapa en la vida de las estrellas es corta, lo que hace difícil pillarlas “in fraganti”. Debido a que las estrellas están tan cerca la una de la otra, los astrónomos piensan que fuertes fuerzas de marea hacen que aumente la mezcla de los materiales en los interiores estelares.