Reconocimiento al trabajo de ocho físicos españoles

La Real Sociedad Española de Física (RSEF) y la Fundación BBVA entregaron esta tarde los Premios de Física 2012 a ocho investigadores, entre ellos Francisco Guinea, uno de los líderes mundiales en la investigación de grafeno,"el material maravilla del siglo XXI".

Guinea, del Instituto de Ciencias Materiales de Madrid, obtuvo la Medalla de la RSEF, dotada con 15.000 euros. por "la importancia y la relevancia internacional de su investigación en diversos aspectos de la frontera del campo de la materia condensada", según el acta del jurado.

El grafeno, que fue aislado por primera vez hace solo siete años, sorprende por sus propiedades y según los investigadores no hay fronteras para nuevos hallazgos de su utilidad. Está constituido por láminas de carbono de un único átomo de grosor. Es el material más fino, entre cien y trescientas veces más fuerte que el acero, y a la vez elástico y flexible. Además conduce la electricidad mejor que el cobre y puede convertir la luz en electricidad.

Hoy, en rueda de prensa, Guinea afirmó que las investigaciones actuales buscan encontrar una utilidad de este material en el campo cotidiano y por eso se lo está "comparando más con el plástico". "Puede servir tanto para la industria aeroespacial como para sustituir el silicio (material semiconductor)", explicó.

Sus trabajos teóricos han sido citados en todo el mundo y han predicho algunas características de este nuevo material. Por ejemplo, sus modelos predijeron que el grafeno puede conducir o no la electricidad según como sean sus deformaciones.

Guinea es uno de los siete miembros -entre ellos cuatro premios Nobel- del Consejo Científico Asesor de la iniciativa europea FEF FLAGSHIP Graphene, que contará con un presupuesto aproximado de 1.000 millones de euros durante los próximos 10 años. Su objetivo último es que los resultados de la investigación en grafeno se traduzcan los antes posible en aplicaciones industriales.

Los otros premiados son:

Premio Física Innovación y Tecnología, dotado de 8.000 euros. Juan Carlos Merino Senovilla, catedráticos de Física de la Materia Condensada en la Universidad de Valladolid. Se le reconoce su "trayectoria científica y la relevancia de su trabajo en el ámbito empresarial", dice el acta del jurado. Su investigación se ha centrado en relacionar las características microscópicas de los materiales de sus propiedades a escala macroscópica (mecánica, de conductividad, permeabilidad, etc) para buscar después aplicaciones

Premio Investigador Novel Física Experimental, dotado con 4.000 euros. Mariano Campoy Quiles, licenciado en la Universidad Santiago de Compostela y doctorado en el Imperial College London. El jurado reconoció "su excelente labor"en el área de los semiconductores orgánicos "con especial relevancia por sus posibles aplicaciones energéticas, en particular a las células solares orgánicas".

Premio Investigador Novel Física Teórica,dotado con 4.000 euros. Oriol Romero Isart será pronto catedrático de la Universidad de Innsbruck, en Austria. Será uno de los dos directores junior del Instituto de Óptica Cuántica e Información Cuántica de la Academia Austriaca de Ciencias. Él ha propuesto un experimento en que se aíslan nanoesferas de cristal atrapándolas con luz. Estas esferas, que contienen miles de millones de átomos, serían los mayores objetos en que se observarían efectos cuánticos hasta ahora.

Premio Enseñanza y Divulgación de la Física, dotado con 8.000 euros. En Enseñanza Universitaria, el ganador fue Jorge Mira Pérez. Y en la modalidad Enseñanza Media, el premiado fue Rafael López-Gay Lucio-Villegas.

Premio al Mejor Artículo de Enseñanza, Notas Históricas o Ensayos en la Revista Iberoamericana de Física (RIF). Consuelo Martí-Vidal, hermana de Iván Martí-Vidal, de la Universidad de Valencia.

Premio al Mejor Artículo de Temas de Física en la Revista Española de Física o en la Revista Iberoamericana de Física. Mariano Quirós, investigador del Institut de Física d'Altes Energies (IFAE) de Barcelona.