Combatir el abandono de animales en Navidad

La crisis, las vacaciones o que dejen de servir para la caza son algunos de los principales motivos del abandono
La crisis, las vacaciones o que dejen de servir para la caza son algunos de los principales motivos del abandono

Tras las fiestas muchos animales son abandonados tras haberlos comprado compulsivamente

Muchos pequeños estarán ya ultimando los detalles de sus cartas a los Reyes Magos. Entre juguetes, tabletas y videojuegos alguno habrá incluido un regalo mucho más especial. Quizás se hayan decantado por un compañero de cuatro patas y mucho pelo. Las Navidades son un periodo en el que se incrementa la compra compulsiva de perros y gatos, una práctica que desgraciadamente deriva en muchas de las ocasiones en abandono de los animales.

Según los últimos estudios publicados en España se abandonan cerca de 150.000 mascotas al año, lo que supone que se deja sin hogar a un animal de compañía cada tres minutos, la cifra más alta de la Unión Europea. La principal razón que esgrimen aquellos que abandonan sus animales es aliviar el peso económico que supone su mantenimiento; comida, higiene, consultas veterinarias, seguridad, accesorios...

Así como para las personas la llegada de las vacaciones de verano es el momento más esperado, para las mascotas es todo lo contrario, dado que muchas de ellas se quedan sin hogar cuando sus dueños, al planificar los retiros veraniegos, no cuentan con ellas y se convierten en una carga. También se abandonan mascotas muy pequeñas cuando en el parto nacen más pequeños de lo esperado o uno de los abandonos que para muchos son los más crueles, el de los galgos cuando dejan de servir para la caza. Y lo peor es que sólo la mitad de estas 150.000 mascotas que son abandonadas cada año consigue encontrar un hogar adecuado.

«Esperemos que este año los Reyes Magos y Papá Noel cuando busquen mascotas para los pequeños se decanten por adoptar alguna abandonada en lugar de comprarla», anhela Nacho Paunero, presidente de la asociación proteccionista El Refugio, organización que ha realizado para estas fechas una campaña muy llamativa, titulada «La lotería más grande del mundo», en la que se promueve la adopción de animales mediante la puesta a la venta de papeletas con dos números para la lotería de Navidad. Los beneficios obtenidos de la venta de esta lotería irán destinados a las actividades que lleva a cabo la asociación El Refugio, que desde hace 18 años se encarga de cuidar y buscar alojamiento a perros y gatos abandonados por sus dueños.

«En la actualidad tenemos 200 perros y 70 gatos buscando un dueño que esté dispuesto a adoptarlos con una tenencia responsable», reclama Paunero. Para estos animales encontrar una familia sí que sería como si les tocara la lotería. Por ello el lema de «la lotería más grande del mundo», se presentó hace unas semanas en La Puerta del Sol de Madrid con una gran lona de más de 100 metros cuadrados con un boleto de lotería con la imagen de Hobby, un perro al que ya le tocó su particular lotería al ser adoptado después de que El Refugio lo hubiera rescatado en la calle.

Así que este año, los niños que pidan un perro o un gato a los Reyes Magos que no olviden incluir en su carta una posdata indicando a sus majestades que en vez de comprarlos en una tienda es mucho mejor adoptarlos en cualquier perrera o centro de animales. De este modo se estará un poco más cerca de lograr que todos los animales tengan un hogar y una familia con la que pasar la Navidad.