¿Cómo son las empresas dónde quieren trabajar los “millennians”?

Un estudio de Fundación IE señala que las actividades de responsabilidad social aumentan la empleabilidad de las empresas en un 50%

Un grupo de jóvenes usando Internet
Un grupo de jóvenes usando Internet

Los tiempos cambian, y también los gustos a la hora de elegir un trabajo. Fundación IE, en colaboración con Coca-Cola European Partners (CCEP), han publicado recientemente un estudio que tiene como principal objetivo impulsar y mejorar la responsabilidad social de las empresas para que estas se adecuen a las necesidades de los “millenians”. Tecla Keller, vicepresidenta adjunta de la Fundación IE, explica las causas que llevaron a elaborar este informe: “Queremos demostrar que una buena política de responsabilidad social corporativa influye sobre las variables de negocio y aumenta el ingreso de las empresas. Esto se ve reflejado, sobre todo, en la propia marca, en la disposición de los jóvenes a comprar los productos. Este nuevo informe es novedoso porque este tipo de estudios nunca se habían hecho de forma científica”, argumenta Keller.

Desde que nació el término “millennians”, o “Generación Y”, mucho se ha hablado al respecto de estos jóvenes de edades comprendidas entre los 35 y hasta los 20 años, aproximadamente. Pero, ¿realmente buscan algo diferente en una empresa que sus predecesores de la “Generación X”? O lo que es lo mismo, ¿un trabajador de 40 años tiene las mismas preferencias que uno de 20? Pues parece ser que sí. “En nuestro estudio no hemos visto grandes cambios entre estas dos generaciones. Esto son buenas noticias para las empresas, porque quiere decir que no tienen que adoptar medidas muy diferentes”, explica la vicepresidenta adjunta de la Fundación IE.

Una de las conclusiones aportadas por el estudio es que la diferencia en la percepción de la empresa por los trabajadores varía más de un 50% según el tipo de acciones de responsabilidad social. “Hemos medido estas preferencias desde diferentes acciones de responsabilidad corporativa y los resultados han sido que, además de las condiciones ligadas al propio trabajo (sueldo, flexibilidad en los horarios...), las acciones sociales que más tienen en cuenta, son las del factor local, es decir, que lo vean realmente cercano a ellos y que estén íntimamente relacionadas con el negocio de la empresa. Se perciben como más creíbles y reales”, señala Keller.

El estudio se realizó en dos fases: una primera de exploración, vía focus group, y una segunda, fundamental, de cuantificación vía encuesta-experimento, en la que se entrevistaron a alrededor de mil “millennials” y Generación X. “Se ve que realmente las actividades de responsabilidad social influyen mucho y estos siempre compensa”, concluye Tecla Keller.