118 periodistas fueron asesinados en 2014

En 2014 fueron asesinados en todo el mundo hasta 118 periodistas, incluidos reporteros de Colombia, República Dominicana, Honduras, México, Paraguay y Perú, informó hoy la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

En los últimos doce meses aumentó la cifra de muertes violentas de periodistas respecto a 2013, cuando fallecieron 13 profesionales menos (105).

Los países donde perdieron la vida más periodistas este año fueron Pakistán (14) y Siria (12), que siguen encabezando la lista de naciones más peligrosas para la prensa.

La mayoría de los fallecidos fueron objeto de ataques contra ellos o bien víctimas del fuego cruzado en zonas en conflicto.

Aparte de los 118 asesinados, 17 profesionales de los medios de comunicación fallecieron en accidentes de tráfico o por catástrofes naturales mientras ejercían su trabajo.

A la vista de estos datos, la FIP volvió a apelar con urgencia a los gobiernos para que “conviertan la protección de los periodistas en su prioridad”.

“Es el momento de actuar y plantar cara a las amenazas sin precedentes contra los periodistas”, señaló el presidente de la FIP, Jim Boumelha.

Tachó asimismo de punto de inflexión sobre la importancia de la protección a los medios con una renovada actitud las decapitaciones públicas de los periodistas James Foley y Steven Sotloff por el grupo Estado Islámico (EI) en Siria.

Boumelha señaló que, “en consecuencia, muchos órganos de prensa dudan sobre si enviar a los periodistas a las zonas de guerra por miedo a su seguridad”, lo que genera “el riesgo de que no exista cobertura de calidad en los conflictos armados, ni testigos de lo que allí sucede”.

Además, la FIP denunció que las organizaciones criminales continúan haciendo reinar la violencia en su territorio sobre los periodistas en varios países de América Latina como Honduras y México, donde arriesgan su vida intentando informar sobre tramas de corrupción y tráfico de drogas.

Así lo ha constatado la organización tras una misión de la FIP al estado mexicano de Guerrero en septiembre.

En 2014 murieron violentamente cinco periodistas en México y seis en Honduras.

También fueron asesinados cuatro periodistas en Paraguay, tres en Perú y dos en República Dominicana.