Acabada la «guerra del fútbol», Mediapro prepara dos querellas contra Prisa

Jaume Roures, en una imagen de archivo
Jaume Roures, en una imagen de archivo

Jaume Roures y Taxto Benet han mostrado su alegría por la sentencia del Supremo en rueda de prensa y han anunciado que no pagarán los intereses de los 32 millones que deben pagar al grupo multimedia creado por Jesús de Polanco

«La ''guerra del fútbol'' se ha acabado, el remate a Prisa no». Así de contundente se expresó hoy el presidente de Mediapro, Jaume Roures, durante una rueda de prensa en Barcelona junto a Taxto Benet en la que incidieron en que la sentencia del Tribunal Supremo que declara nulos los contratos de julio de 2006 «es muy importante». Además, ambos directivos han aprovechado para anunciar que «nosotros somos como un bulldog, no vamos a soltar la presa», y que Mediapro presentará dos querellas por daños y perjuicios contra Prisa para percibir el pago inmediato de los 50 millones de euros depositados en concepto de fianza por un lado, y por los impagos que supuso que les cortaran la señal de los partidos, lo que obligó a Mediapro a ir a un concurso de acreedores que les causó importantes perjuicios económicos.

«Las querellas no son venganzas sino una obligación como gestores», indicaron Roures y Benet, que argumentaron que «nos asiste la razón y el derecho a hacerlo, y si no lo hiciéramos los accionistas y los trabajadores podrían exigirlo». Todavía no se ha fijado la cantidad que pedirán en concepto de indemnizaciones, pero sí aseguraron que Mediapro no asumirá los intereses de demora sobre los 32 millones que debe pagar a Prisa, ya que «cuando uno está en concurso no debe pagar intereses».