Alejo Sauras: «En la serie buscamos la sonrisa cómplice»

El actor se encuentra inmerso en la serie y en una obra de teatro
El actor se encuentra inmerso en la serie y en una obra de teatro

«Algo para celebrar» desarrolla su segundo capítulo en una comunión

Interrumpimos a Alejo Sauras en plena fiesta familiar de los Navarro. El ambiente del rodaje de «Algo que celebrar» no se ha interrumpido por el regocijo de haber conseguido en su primer capítulo un 18,1% de «share» y atraer a la boda de Santi a 3.307.000 de espectadores. Pero eso significa, según nos cuenta el actor, que «empezamos rodando cuando todavía no ha salido el sol y acabamos la grabación cuando ya se ha ido. Todos los días hacemos alguna secuencia nocturna». Sauras está completamente entregado a su profesión, con la aparición en la serie de Antena 3 y el Grupo Secuoya, una gira teatral con la obra «El Eunuco» y la película «Solo química», que acaba de rodar y que pronto verá la luz.

A pesar de estar rodeado de proyectos que funcionan, prefiere pecar de prudente porque «nunca hay que fiarse de los éxitos pues de lo que se aprende es de los fracasos. Lo que gusta hoy a los espectadores no tiene por qué hacerlo mañana; que te hayan visto no significa que les haya gustado». Para él, esos más de tres millones significan que «otros 37 no lo vieron». Pero no se puede negar que todo el reparto y los guionistas han recibido un feeddback muy importante de los telespectadores a través de las redes sociales. «Han adquirido una fuerza bestial. Antes, cuando estrenabas un producto comprobabas las opiniones en los medios. Ahora son las redes sociales el verdadero reflejo de las opiniones de los espectadores, que en un 80% han sido positivas». Aparte, les ha servido a todo el equipo para saber que el público «ha entendido qué queríamos transmitir con la serie».

El eterno cuñado

Alejo Sauras nos confiesa que a partir del primer capítulo ya hemos visto que su personaje, Santi, el hijo consentido, sufre una evolución: «Tiene una edad en la que tiene que hacerse mayor, por eso se busca novia y se ha casado en el primer episodio. A todo el mundo le gusta ser joven e irresponsable y él tendrá que luchar contra eso constantemente». Siguiendo la línea original del proyecto, esta noche a las 22:40 veremos una nueva entrega de las fiestas de la familia Navarro. «Se desarrolla en la comunión de dos de los primos pequeños –Nico y Mateo–. Si el primer capítulo se centraba en Santi, mi mujer y mis padres, en esta ocasión conoceremos un poco más a otros de los hermanos y sus hijos», nos desvela el actor. Si hay que destacar un momento en la trama, a Sauras le llamó la atención «ver cómo una madre defiende los intereses de su hijo a capa y espada y por encima de cualquier cosa». El aire de normalidad que rodea a los personajes y sus situaciones familiares están dentro del ADN de muchos de nosotros y, como prueba, el propio Sauras: «Me siento un poco identificado con el cuñado coñazo, con el hijo al que su madre le pide que se peine y arregle para las ocasiones especiales, y también con el que le mira los pechos a su prima tercera», pero siempre todo tratado desde un tipo de humor muy concreto. «Si me preguntan si prefiero humor de gag o de doble sentido es como si me hacen elegir entre cine y televisión: lo importante es cómo está desarrollado el proyecto. Ahora mismo estoy con una obra de teatro que busca el gag, está bien escrita y funciona. Pero ‘‘Algo que celebrar’’ no es una comedia en el sentido estricto. No buscamos que el espectador se ría, queremos contar una historia con la que el público se sienta identificado y sonría. Deseamos provocar una sonrisa cómplice», afirma.