El periodismo da su último adiós a Hermida

El presidente de la Academia de las Ciencias y Televisión de España, Manuel Campo Vidal

Familiares, amigos y compañeros de profesión despidieron al «primer comunicador total»

Personalidades del ámbito de la comunicación, políticos y familiares se desplazaron a lo largo del día de ayer hasta el Tanatorio La Paz de Tres Cantos para dar su último adiós a Jesús Hermida. Desde primera hora, se sucedieron las comparecencias de multitud de rostros televisivos que tuvieron unas palabras en recuerdo del fallecido periodista. Nieves Herrero, muy ligada a la figura de Hermida durante toda su carrera desde sus comienzos en «Por la mañana», fue una de las primeras en acudir al velatorio, que abrió sus puertas a las doce de la mañana. El Padre Ángel y los periodistas Ramón García e Iñaki Gabilondo también acudieron temprano. Gabilondo recordó a Hermida como «un maestro ante la cámara», adjetivo que se repitió sin cesar durante toda la jornada. El presentador de televisión Roberto Arce, por su parte, se refirió a él como «el primer periodista total de nuestro país».

La mayoría de los asistentes rememoró el carácter exigente y a la par afable del periodista, así como su espíritu pionero. «Es el precursor de todo lo que hacemos ahora mismo, especialmente por la mañana. Impulsó ese debate social y político en televisión», recordó la presentadora Ana Rosa Quintana. A su llegada, el periodista de TVE y escritor Fernando Ónega quiso destacar «la seguridad y distancia que sabía mantener ante los acontecimientos. Supo estar como nadie ante la cámara», apuntó. La política tampoco quiso quedarse al margen de la cita. Así pues, hasta La Paz se desplazó la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, quien destacó la «credibilidad y serenidad» de Hermida a la hora de comunicar y recordó que fue la voz de «momentos históricos que quedarán para siempre en nuestra memoria». El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, también expresó sus condolencias ante «un gran profesional» que «trajo consigo un concepto más moderno de la televisión a España».

Si existe en la televisión actual un legado palpable de lo que representó Jesús Hermida, «sus chicas» son el mejor ejemplo. Rostros reconocidos en la actualidad como Mariló Montero, Irma Soriano y María Teresa Campos, dieron sus primeros pasos en la pequeña pantalla de la mano del periodista onubense. Esta última aprovechó la ocasión para despedirse de su mentor y maestro en «un día difícil y muy triste» para la presentadora. «La televisión es un medio efímero, pero Hermida es de los pocos que pasará a la historia», concluyó Campos. Mariló Montero recordó al comunicador como «un personaje único en una forma de hacer periodismo» y destacó el afán de Hermida por «transmitir siempre un sentimiento de respeto hacia la televisión». Otra de «sus chicas», Miriam Díaz Aroca, se acordó de «la persona a quien debo mi nacimiento en televisión».

La Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España estuvo representada por su director, Manuel Campo Vidal, quien no dudó en recordar a Hermida como «un gran apoyo para la Academia» y, sobre todo, «un gran detector de talento». La nota discordante de la jornada la puso José María García. El periodista deportivo afirmó: «Puedo pecar de inoportuno pero, para mí, ha practicado poco el periodismo, no era su gran pasión. Sí fue el maestro de la amistad, el más generoso». El mundo del espectáculo también rindió su despedida al periodista. La cantante Massiel recordó a Hermida como «el periodista que nos enseñó a pensar», mientras que Concha Velasco destacó su figura como «un referente en la vida de los profesionales de la comunicación y en la todos los españoles». José Sacristán se mostró «muy dolido» y destacó «la generosidad de un hombre con una comunicación personalísima». «Él impulsó una revolución, un forma de entender la información muy personal pero siempre desde el rigor», apostilló el intérprete. Por otro lado, Josema Yuste aportó el toque cómico a la tarde con una de sus risueñas imitaciones del periodista –que popularizó en Martes y Trece– y valoró el «gran sentido del humor y, por lo tanto, inteligencia» que demostró. El grupo Atresmedia estuvo representado por los periodistas Matías Prats, presentador de Antena 3, e Isabel Gemio, locutora de Onda Cero, el consejero delegado Silvio González y Maurizio Carlotti, vicepresidente del grupo.