El Tribunal de Cuentas critica irregularidades en RTVE en 2010 y 2011

La Razón
La RazónLa Razón

El informe de Fiscalización de la Corporación RTVE y sus sociedades correspondiente a los ejercicios comprendidos entre el 1/1/2010 y el 31/12/2011 emitido por el Tribunal de Cuentas (TC) denuncia importantes incumplimientos en las retribuciones de directivos, en los contratos temporales, y en los contratos artísticos. Así, en el contrato suscrito el 31 de diciembre de 2010 por la Corporación para la presentación de «Versión Española», que presenta Cayetana Guillén Cuervo, se especifica que CRTVE asumiría los gastos que fueran ocasionados como consecuencia de los desplazamientos y alojamientos de la presentadora. Sin embargo, «pese a que a que el citado contrato no especificaba la inclusión de los gastos de manutención, CTRVE abonó indebidamente varias comidas de la presentadora». Esta circunstancia también sucedió para la presentación del programa «Destino Eurovisión 2011-Düsseldorf». Abundando en las contrataciones artísticas, en algunas de ellas se especifica que, en caso de desplazamiento, se asumirían los gastos de alojamiento limitándose en hoteles de tres estrellas o similar. Esto no ocurrió con el caso de un comentarista que cubrió el Mundial de Motociclismo en 2010 y 2011. Fuera de contrato «la Corporación acordó pagarle el 50% en hoteles de gran lujo por un importe de 11.898 euros en 2010 y 14.160 en 2011».

En el caso de los directivos, en una situación en la que la Corporación acumulaba pérdidas, las indemnizaciones a 26 directivos cesados en ese periodo se incurrió en «incumplimientos» al gastar más de un millón de euros, una cifra «muy superior al que hubiese correspondido» de acuerdo con el Estatuto de Trabajadores. En un contrato de alta dirección, la indemnización calculada según el despido por causas objetivas debería de haber sido 20.000 euros «en lugar de los 141.600 abonados». En el documento de 109 páginas, el Tribunal de Cuentas cree que la Corporación debe «potenciar los instrumentos de control de la producción contratada por terceros» para optimizar los gastos y denuncia los «incumplimientos en la normativa interna de contratación».