Javier Bardají: «Audiencia, rentabilidad y buena reputación son compatibles»

Javier Bardají se muestra satisfecho ante el resultado de la fusión de Antena 3 y laSexta
Javier Bardají se muestra satisfecho ante el resultado de la fusión de Antena 3 y laSexta

El director general de Atresmedia Televisión, repasa en una entrevista la situación del sector y de su medio en particular

Después de nueve meses de fusión entre Antena 3 y laSexta, Javier Bardají hace balance de la situación del grupo en una entrevista concedida a la Agencia Efe: «Sinceramente, creo que hemos trabajado bien y que la fusión ha sido un éxito. En tiempo récord hemos alcanzado los objetivos previstos en dos años. LaSexta y Antena 3 viven su mejor momento. Son las únicas grandes cadenas que han crecido: laSexta, la que más, 1,3 puntos en el año, superando a Cuatro, mientras que Antena 3 mejora un punto. Como familia de canales, Atresmedia Televisión, con un canal menos que Mediaset, ha subido 3,7 puntos y es líder absoluto en ''prime time'', tanto en audiencia como en ''target'' comercial».

Pese a la unión, Atresmedia ha sabido valorar el trabajo realizado por laSexta antes de la fusión y por ello se han «potenciado sus valores y mejorado lo que podía ser mejorado. LaSexta es ahora más Sexta que nunca», explica Bardají realzando el valor de la cadena.

Si algo ha marcado la tendencia del grupo es su diversidad, algo que el director general celebra, a la vez que marca la diferencia con su competidor y valora internamente a Atresmedia: «Somos diversos en contenidos, públicos, opiniones y tonos», algo que «refuerza la identidad de cada marca y comparte valores y límites. En Atresmedia hacemos una televisión que apoya a la industria cuando más lo necesita». Si hay algo de lo que estar orgulloso en estos tiempos es de poder dar empleo a la gente, un ejemplo de ello está en «Amar es para siempre» y «El secreto de Puente Viejo», entre los que «trabajan a diario 300 profesionales», cuenta orgulloso Bardají.

Uno de los secretos del éxito puede ser la apuesta por la variedad frente a lo monotemático, lo que «genera beneficios y demuestra que se puede llegar a un público variado y mayoritario». Bardají afirma que todos están satisfechos de la televisión que hacen y de los accionistas, que también quieren y creen en este modelo.

Desde el punto de vista empresarial, la fusión, pese a la crisis, también ha sido un éxito económico. Algo que el mercado ha reconocido con una «revalorización de nuestra acción superior al 80%, la mayor de todas las televisiones y la segunda mayor de toda la Bolsa». La política de ahorro adoptada ha reducido los costes en casi el 20% y cerca de 100 millones en programación y otros ajustes. Esto, unido a la subida de audiencia, que permite vender la publicidad más cara, y a la labor de todo el equipo, ha permitido que los ingresos hayan crecido un 13% y el Ebitda un 12,4% en el primer semestre. Unos datos que demuestran que es posible ganar espectadores pese a los recortes como cuenta el director general de Atresmedia Televisión: «Estoy contento con estos datos y de que hayamos sido los únicos capaces de aumentar nuestra audiencia a la vez que ahorramos, sin caer en la tentación de realizar ninguna compra extraordinaria de imposible rentabilidad. Algunos nos han querido hacer creer que la ecuación ahorro, subida de audiencia, rentabilidad y buena reputación era incompatible».

Antena 3 arrancó 2013 como líder de audiencia, con un 13,6%, tras siete años, y después ha empatado con Telecinco en marzo; sin embargo, los datos no obesionan a Javier Bardají, que explica que siempre se han sostenido, tanto cuando las cosas iban bien como cuando iban mal: «No todo vale por la audiencia, sobre todo si para llegar a él debemos salirnos de nuestro modelo. Pero es cierto que hemos conseguido que la propuesta televisiva de Antena 3 sea por fin tan mayoritaria como lo ha sido en los últimos años la de Telecinco. La realidad, que es tozuda, demuestra que vivimos una situación de liderazgo compartido. En el primer semestre, la distancia que nos separa es de tan sólo 0,4 décimas, una diferencia mínima en términos de audiencia y comercial».

Con las nuevas directrices se ha conseguido reconciliar a muchos espectadores con la televisión, pero, como advierte Bardají, «hay que ser humildes y admitir que la audiencia de las dos grandes cadenas congrega a menos del 30% del conjunto de espectadores. El 70% restante sigue buscando otras propuestas. Por eso queremos que nuestra imagen sea la mejor, pero sobre todo queremos ayudar con nuestros contenidos a elevar la reputación del conjunto de la televisión».

En el terreno deportivo, el director de Atresmedia advierte de que la «burbuja del deporte no se ha pinchado y los principales derechos siguen siendo irrentabilizables». Y es que, los derechos bajan su precio, pero el mercado publicitario cae en la misma proporción o más y «siguen estando muy lejos del justiprecio, que es a lo que nosotros aspiramos a pagar. Nunca hemos renunciado a ellos, pero no los compraremos a cualquier coste».

Para cerrar, aborda el tema del posible cierre de canales de TDT, pero sin alzar la voz hasta que el Gobierno se pronuncie, «se trata de política-ficción. La decisión no depende de nosotros como gestores. De nosotros sólo depende tener plan A, B y C para cualquier contingencia. Y los tenemos».