La caza del zombi se juega en Neox

La cadena de Atresmedia estrena el lunes la cuarta temporada de «The Walking Dead»

Imagen de la cuarta temporada de la serie del personaje Rick Grimes (Andrew Lincoln)

No se dan tregua. Insaciables y voraces, el duelo que mantienen los zombis y los supervivientes del apocalipsis se mantiene en todo lo alto en la cuarta temporada de «The Walking Dead» que Neox estrena en abierto.

No se dan tregua. Insaciables y voraces, el duelo que mantienen los zombis y los supervivientes del apocalipsis se mantiene en todo lo alto en la cuarta temporada de «The Walking Dead» que Neox estrena en abierto. En las anteriores, sus seguidores ya han aprendido una lección: cuando algo sale mal no hay vuelta de hoja y puede salir peor, por lo que no hay que bajar la guardia y aprovechar los momentos de calma para respirar hondo, tomar aliento y recomponer el ánimo para enfrentarse a una batalla más, mientras se intenta aplacar la inquietud en la certeza de que no será la definitiva. Y es que en la descomposición del ser humano en «The Walking Dead» no es sólo la física de esos muertos vivientes lo que trae de cabeza a los que aún no han pasado por la tumba. El torturado Rick, ese «sheriff» con actitud determinante y porte erguida que intenta difuminar su desvalimiento, sigue liderando el grupo frente a las andanadas de los zombis, siempre acechando como buenos depredadores que son.

La cadena AMC, huérfana ya de «Breaking Bad» y asistiendo a los últimos latidos de «Mad Men», sabe que, a falta de las series que estén por venir, tiene en «The Walking Dead» su principal patrimonio, por eso se esmera en cada nueva entrega para que la ficción no pierda fuelle ni sacie a sus seguidores más impacientes. Así, en la trama se imponen los sorpresivos giros argumentales, los sobresaltos anímicos y la sucesión de escenas convenientemente distribuidas en los capítulos, a cada cual más bestial en todos los sentidos de la palabra.

Decir que «The Walking Dead» es una serie de zombis sería ser demasiado tacaños con sus creadores. En esta cuarta temporada más que nunca se ve la voluntad de ofrecer a los espectadores un trabajo de introspección sobre los personajes. A las secuencias de acción pura y dura –la AMC nunca ha ahorrado en el presupuesto destinado a la sangre y todo tipo de casquería humana– les suceden otras en las que la trama toma oxígeno y se vuelcan en situaciones más intimistas, donde los personajes se enfrentan a sus temores más primigenios.

«The Walking Dead» goza de un extraordinario estado de salud a pesar de las puñaladas traperas que se suceden tras las cámaras, que ya se ha dejado varios cadáveres por el camino. El primero, Frank Darabont. El director de «Cadena Perpetua» sigue resucitando un mes sí y otro también pidiéndole a la AMC una indemnización millonaria tras abandonar la serie al finalizar la primera temporada. Las dentelladas entre los productores y los directores de los capítulos se suceden al tiempo que la cadena va ajustando el presupuesto: menos dinero a cambio de más capítulos. Y la estrategia no le está funcionando mal, porque los seguidores de la serie no desfallecen. El final de la cuarta temporada volvió a batir un nuevo récord en Estados Unidos al ser visto por 17,7 millones de espectadores al obtener una media de 13,3 por episodio.

Inmediatamente después de su emisión, la cadena ya hizo público el póster de la quinta temporada, que se estrenará en otoño de este año. Lejos de matar la gallina de los huevos de oro, la AMC llena aún más la cesta, ya que ha anunciado el rodaje de la precuela de la serie. Previsto su estreno para 2015, su creador, Robert Kirkman, ya se ha apresurado a detallar que tendra poco o nada que ver con «The Walking Dead». «No aparecerán los personajes del cómic que no salen en la serie. Los protagonistas serán otro grupo de personas sobreviviendo en algún lugar del mundo», ha afirmado, manteniendo el suspense como procede.

Fortalecer la programación

Con el estreno de la cuarta temporada de «The Walking Dead» en Neox –anteriormente se emitía en laSexta– Atresmedia quiere fortalecer aún más la programación de Neox, uno de los canales de TDT más seguidos por los espectadores. La temática ofrece la posibilidad de ver en abierto algunas de las series más seguidas como «Los Simpson» y «The Big Bang Theory». En el pasado mes de abril logró una media de cuota de pantalla del 2,4 por ciento, seguido mayoritariamente por hombres e individuos de menos de 44 años. Por el perfil de su programación –series extranjeras de contrastado éxito–, «The Walking Dead» no puede encontrar mejor acomodo que en Neox.