Premio a una trayectoria ejemplar

El presidente del Grupo Planeta recibe en la capital hispalense el II Premio Manuel Clavero

El presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, ha recibido el II Premio Manuel Clavero, que otorga «Diario de Sevilla». El galardón, que en su primera edición recayó en el cardenal Carlos Amigo Vallejo, busca distinguir a aquellas personas de la sociedad civil sevillana con una trayectoria vital y profesional ejemplar. En este caso, el reconocimiento pone en valor la labor empresarial de Lara Bosch y su vocación de mecenazgo en Sevilla, con proyectos como la Fundación José Manuel Lara, el patrocinio de varias bibliotecas en la provincia o la creación de becas destinadas a jóvenes de la Sierra Norte sin recursos económicos.

El premio Manuel Clavero recibe el nombre del prestigioso jurista y ex ministro, que en la actualidad es miembro del Consejo Editorial del Grupo Joly, editora del periódico que otorga el galardón, cuyo patrocinio corre a cargo del Grupo Persán. El jurado, presidido por Manuel Olivencia y formado por Concepción Yoldi, Francisco Rodríguez, José Antonio Carrizosa e Ignacio Martínez, destacó su trayectoria profesional y empresarial, además de su estrecha relación con la sociedad sevillana desde un punto de vista social.

Impulso cultural

Durante la ceremonia se destacó la labor del empresario catalán en la difusión de la cultura, tanto en España como en Iberoamérica y el impulso dado en el ámbito de la comunicación con el Grupo Antena 3 y LA RAZÓN. Un gran conglomerado empresarial heredero del coraje emprendedor de su padre, José Manuel Lara Hernández, que salió de El Pedroso (Sevilla) en los años cuarenta para desarrollar en Cataluña un imperio editorial, que se ha diversificado en varios sectores aunque no ha perdido el carácter sevillano de su creador.

Ése fue el argumento principal del presidente del Grupo Joly, José Joly Martínez de Salazar, quien en su intervención puso de relieve la personalidad emprendedora de Lara Bosch y cómo, a pesar de la internacionalización empresarial, no ha dejado de volver la vista a la tierra de sus orígenes.

Una seña de identidad de su gestión que siempre ha ido de la mano de la actualidad y los signos de los tiempos, por lo que el editor recordó la postura tomada recientemente por el presidente del Grupo Planeta ante la cuestión soberanista catalana. Todo ello, teniendo como núcleo el germen del mundo de los libros, «el pan del espíritu», como comentó Olivencia, quien destacó que éstos «siguen siendo el motor del conocimiento». Por ello, apuntó que su labor profesional no se ha quedado únicamente en el desarrollo de sus empresas, sino que se ha centrado, además, en la difusión cultural y en la promoción del idioma español, cuyo mayor exponente es el Premio Planeta. De esta manera, Olivencia aseveró que «un mecenas que tantos premios concede, bien merece recibir el Clavero Arévalo». En la misma línea, quiso dejar su testimonio el propio Clavero, en tanto que consideró al galardonado «un andaluz, catalán y español». El veterano jurista destacó su admiración por el galardonado en tanto que aseguró que se felicitaba «por que el premio que lleva mi nombre se lo hayan dado a José Manuel Lara Bosch». Aunque a lo largo de la noche se había puesto de manifiesto en varias ocasiones su estrecha vinculación con la capital hispalense, fue el propio Lara quien manifestó la fortaleza de dichos lazos. Sin embargo, quiso recalcar antes de todo la relevancia de la figura de Clavero Arévalo en los primeros años de la Transición. «Realmente demostró que era un hombre que estaba por encima del fragor de la batalla», afirmó, mientras se lamentaba de que ahora no haya políticos así.

Tras el elogio al veterano profesor y jurista, volvió a la naturaleza sevillana del galardón con una declaración de amor por la capital hispalense recordando sus años de infancia en los que cambiaba el gris de la Barcelona de los cincuenta por el colorido propio de la Sierra Norte y de la capital hispalense en los días de la Semana Santa. «Me emociona este galardón porque dicen que soy algo sevillano. Es que yo soy sevillano», apostilló, para concretar, con buen humor, que «en Sevilla se me ve catalán y supongo que en Barcelona se me ve andaluz». En este sentido, también destacó la labor que realiza la fundación que lleva el nombre de su padre, que se dedica a la promoción y difusión de los autores andaluces.

El alma andaluza de un imperio con rostro humano

La entrega del II Premio Manuel Clavero al presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara Bosch, supone el reconocimiento a una ardua labor empresarial nacida a mediados del siglo pasado gracias al carácter emprendedor de José Manuel Lara Hernández. Un esfuerzo que se ha visto prolongado por la ampliación del grupo en los últimos años en diversos ámbitos y países, aunque sigue manteniendo su marcado carácter literario, cuyo máximo exponente es el prestigioso Premio Planeta. Pese a ello, el jurado del galardón ha querido poner de relieve la importancia que Lara Bosch tiene en el panorama cultural andaluz y, más concretamente, en el sevillano. Allí, en la capital hispalense, es donde tiene la sede la Fundación José Manual Lara, que desde hace unos años se ha convertido en la referencia para tomar el pulso a los nuevos creadores de la comunidad a través de sus diversas colecciones y premios. Además, cada año otorga una serie de becas para que jóvenes de ambientes rurales puedan ir a la universidad.