Uteca afirma que el nuevo plan de la TDT «discrimina a las privadas»

Uteca afirma que el proyecto «parece intentar consolidar el error mayúsculo de la reciente pérdida de canales»
Uteca afirma que el proyecto «parece intentar consolidar el error mayúsculo de la reciente pérdida de canales»

El borrador del decreto regulador del nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT y el dividendo digital que presentó ayer el ministerio de Industria al Consejo Asesor de las Telecomunicaciones (Catsi) no ha sido bien acogido por la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) que, en un comunicado, ha afirmado que este se ha realizado «sin ninguna previa consulta o participación de Uteca o sus asociados, que son los principales afectados por el proceso de liberación del dividendo digital, y asignando múltiples concretos sin conocerse el racional subyacente y sin haberse posibilitado que las televisiones hicieran una propuesta de consenso entre ellas a la búsqueda de reducir molestias a los ciudadanos en las labores de resintonización».

«Marco legal estable»

«El proyecto del Real Decreto se limita a establecer instrumentos de actuaciones, sin que previamente exista un marco legal estable sobre el que llevarlas a cabo, ya que no está aclarada de forma definitiva la situación de los actuales 15 canales nacionales de TDT», dice la nota de la patronal que agrupa a los principales operadores privados, que señala que el proyecto «parece intentar consolidar lo que consideramos un error mayúsculo de la reciente pérdida de canales, anticipando nuevas adjudicaciones injustificadas sin precisar sus condiciones» recordando que aún esta por resolverse «varios recursos ante el Tribunal Supremo que cuestionan la existencia de 8 canales privados de TDT, adicionales a los 9 cerrados en mayo de 2014».

En el comunicado también se afirma que el borrador «continúa, una vez más, tratando de forma discriminatoria las televisiones privadas frente a TVE». Uteca argumenta que a la Corporación «se le destina un ancho de banda mucho mayor que a las privadas, cuanto estas operan un número igual o superior de canales que, además, son las televisiones de referencia del público español desde hace años». También subraya la «paradoja» de que, «pese a que el ministerio de Industria, Energía y Turismo manifiesta su compromiso con la alta definición, escatime la asignación del espectro a las televisiones privadas, condicionando las apuestas de estas por la alta definición al dejar limitado el número de los canales en alta definición que ya se pueden ofrecer. Todo ello mientras se deja tanto espectro sin asignar». Para las televisiones privadas, el proyecto de Real Decreto presentado es «inusitadamente oscuro» respecto a las potenciales nuevas adjudicaciones del espectro no asignado, al señalar que «se otorgarán mediante concursos, pero sin ofrecer ningún dato sobre los términos y condiciones de dichos concursos ni calendarios ni plazos de las licitaciones.

Los principales operadores privados insisten en precisar que la propuesta del plan técnico tampoco incluye ninguna mención expresa sobre el «tema capital de la financiación de los costes de reubicación de los canales y la ordenación del espectro digital». En ese sentido, recuerdan que este aspecto está regulado en el vigente artículo 51, párrafo segundo, de la Ley de Economía Sostenible, que prescribe que: «Los costes derivados de la reorganización del espectro radioeléctrico que es necesario realizar para liberar la banda de frecuencias 790 a 862Mhz., será sufragados por la Administración con los ingresos obtenidos en las licitaciones públicas que se convoquen para asignar espectro radioeléctrico». Apelando a este artículo, se enfatiza en que «legalmente, el coste de esta transición no puede recaer ni en los operadores ni en los ciudadanos».