Vulgarizar la juventud

La Generalitat «indignada» por el retrato que se ofrece de los jóvenes valencianos en Cuatro

Imagen del vientre de una joven que sale en «Callejeros»
Imagen del vientre de una joven que sale en «Callejeros»

«En Valencia lo que tienes que hacer es estar bueno», «no me gusta acostarme leyendo un libro porque es de peleles», «llevo más de 700 mujeres a mis espaldas»... Ésas son algunas de las «perlas» que sueltan a bocajarro algunos de los jóvenes anónimos –aunque también aparecía Rafa Mora– en el reportaje «Callejeros: tetes y tetas», que emitió Cuatro el pasado viernes (con una audiencia de cerca del 10 por ciento de cuota de pantalla y más de un millón y medio de espectadores) y que ha incendiado los ánimos de los habitantes de la Comunidad Valenciana y también de sus instituciones. «Estamos indignados, molestos y ejerceremos nuestro derecho a elevar una queja formal a la dirección de Cuatro», declaró ayer a LA RAZÓN el director de Juventud de la Generalitat, Marcos Sanchis.

Lo cierto es que el equipo de producción de «Callejeros» se esmeró para coger lo mejor de cada casa: jóvenes desinhibidos y hedonistas, que esculpen con mimo su cuerpo. En el caso de los hombres, músculos dignos de Hulk; en el de las mujeres, aprendices de Pamela Anderson recauchutadas hasta el cuello. Y la mayoría de ellos plagados de tatuajes, algo que, matiza Sanchis, «en absoluto forma parte de la cultura valenciana».

Vidas «curiosas»

Durante la presentación, el reportaje de Cuatro ya mentaliza al espectador sobre lo que va a ver: «La Comunidad Valenciana congrega una estética y un concepto de vida juvenil de lo más curiosa». A partir de ese momento muestran a estos chicos en su habitat natural, que pasa por las discotecas, las playas, los gimnasios... «Han realizado un estereotipo de los jóvenes valencianos que no se corresponde a la realidad. Es evidente que los que salen en ''Callejeros'' son libres de hacer lo que quieran y es evidente que lo que buscaban era la notoriedad pública y hacerse famosos, pero no todos son así», afirmó Sanchis, especialmente molesto. No es el único; las redes sociales, en especial Twitter, donde los espectadores de la comunidad expresaron su rechazo. «Vamos, lo que faltaba ya para darnos peor fama a los valencianos... patético», escribía all eyez on me; «que conste que ni Gandía Shore, ni Callejeros representan a los valencianos. Todavía quedamos bastantes con neuronas», puso Noelia. Por su parte, las Nuevas Generaciones del PP pidieron a Cuatro una rectificación «por la imagen falsa de los jóvenes valencianos».

«El programa ha dañado mucho a la marca ''Comunidad Valenciana''», añade Sanchis, que puntualiza que no entiende por qué las cadenas de televisión van allí para mostrar una «juventud desvirtuada, como ya sucedió en ''Gandía Shore''». Ayer por la tarde, ante la polémica que ha causado el reportaje, Mediaset España emitió un escueto comunicado en el que decía: «El reportaje sólo refleja la realidad de un sector minoritario y no pretende generalizar». Mientras tanto, «Callejeros: tetes y tetas» arrasa como una de las emisiones más vistas en la red.