Condenado a 20 años de cárcel por apuñalar mortalmente a su ex pareja en Valencia

La Audiencia de Valencia ha condenado a 20 años de cárcel a un hombre al que un jurado declaró culpable de matar a puñaladas a expareja en la localidad de Guadassuar en 2012. Asimismo, fija una indemnización de más de 120.000 euros para el hijo de la víctima y de 9.288 para su madre. La sentencia, hecha pública este viernes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), condena a este hombre por asesinato con alevosía y ensañamiento. Asimismo, aprecia el agravante de parentesco y el atenuante de confesión.

La resolución judicial considera probado que durante la noche del 3 de febrero de 2012 el hombre, después de haber intercambiado diversas llamadas telefónicas y mensajes con su expareja, acudió a su domicilio y ella le abrió la puerta y le dejó entrar. Entonces, comenzó una discusión en el transcurso de la cual el varón apuñaló a la mujer varias veces causándole heridas, con al menos dos cuchillos, que le provocaron la muerte. Esa misma mañana, antes de que se descubriera el cadáver, el agresor, acompañado de su hermano, se personó en el cuartel de la Guardia Civil de Carlet y confesó el crimen. Además, en los fundamentos de derecho se recuerda que el jurado rechazó la tesis de que la víctima agrediera al acusado de forma sorpresiva y que, por tanto, su actuación fuera una respuesta, ya que el hombre no mostraba en sus manos signos de autodefensa y esta versión "ni siquiera fue defendida con convicción por el acusado en el juicio".