Denuncia a su expareja por quemarle la casa

Tiene 32 años y sus recuerdos destrozados por el fuego. No duda de que detrás está su expareja, de 25 años. Dice que su calvario empezó el día que decidió denunciar meses de golpes, insultos y amenazas.

Cree que el incendio se originó con algún material inflamable lanzado a través de la ventana del salón mientras ella bañaba a su hija de 4 años, fruto de una pareja anterior, con la que han pasado la noche.

Apenas tuvieron tiempo a salir corriendo semidesnudas. Existen denuncias previas por malos tratos e incluso dos órdenes de alejamiento desestimadas por el juez. La Policía Científica le ha dicho que han descartado un fallo eléctrico y que el fuego parece haber sido provocado. Han tomado muestras y el caso ya está en el Juzgado.