«Después de 50 años, los vecinos de Palomares se sienten engañados»

Terrenos afectados por la caída accidental de cuatro bombas nucleares

Los alcaldes de Palomares y de Cuevas del Almanzora, en Almería, aseguran que los vecinos están muy cansados de que se prometan muchas cosas y no se haga nada. “El pueblo tiene un sentimiento de incredulidad. Después de 50 años se sienten engañados. No se creen que se vaya a retirar la tierra contaminada. El Ciemat me aseguró que sí, que esta vez va en serio. Pero el cansancio de los vecinos es evidente. Con cada aniversario llegan las promesas y después no se hace nada”, afirma.

Antonio Fernández, alcalde de Cuevas del Almanzora (término municipal al que pertenece la pedanía de Palomares). Con el mismo sentimiento se expresa la alcaldesa de Palomares, Maribel Alarcón, que es a su vez concejala de Hacienda de Cuevas del Almanzora: “La población de siente dolida, cansada que con cada aniversario el pueblo tenga tanta repercusión, se digan que se van a hacer muchas cosas y finalmente como cada año, y así llevamos 50, no se haga nada. Ahora hay más esperanza tras el acuerdo en su día del ministro de Asuntos Exteriores y el Gobierno de Estados Unidos, pero los vecinos son escépticos”. De ese encuentro Fernández recuerda que nada más tener lugar, “me llamaron desde el gabinete del ministro García-Margallo porque querían venir a Palomares tras el acuerdo”. Los hechos tuvieron lugar a mediados del mes de octubre de 2015. “Nunca vinieron y no supe nada más de la citada cartera”, asevera Fernández.

El encuentro en cuestión, entre García-Margallo y John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos, concluyó con la firma de una declaración de intenciones por la que, sin ser jurídicamente vinculante, se comprometieron a alcanzar "tan pronto como sea posible"un acuerdo para rehabilitar la zona de Palomares. Entonces, se dijo que el texto del acuerdo estaba “muy avanzado”. Pero pasan los meses y los vecinos recuerdan que ya llevan 50 años esperando.