Mata a una mujer, la descuartiza y la tira al río en Vitoria

La Ertzaintza ha localizado restos humanos en el cauce del Zadorra

El asesino confeso da explicaciones a la Etzaintza
El asesino confeso da explicaciones a la Etzaintza

Agentes de la Ertzaintza han localizado en el cauce del río Zadorra, en Vitoria, restos humanos que podrían corresponder a la mujer de 60 años presuntamente asesinada y descuartizada por un conocido, que ha confesado el crimen.

Agentes de la Ertzaintza han localizado en el cauce del río Zadorra, en Vitoria, restos humanos que podrían corresponder a la mujer de 60 años presuntamente asesinada y descuartizada por un conocido, que ha confesado el crimen.

El asesino confeso de la mujer de 60 años ha relatado a la Ertzaintza que la golpeó con una maceta y la descuartizó con una sierra, para, posteriormente, meter los restos del cadáver en una maleta y trasladarla al puente de Abetxuko con el fin de lanzarla al río Zadorra.

Fuentes del Departamento vasco de Interior, han confirmado a Efe que pasadas las 11.00 horas, los equipos de buceo de la Policía Vasca y la unidad canina, que rastreaban desde primeras horas de hoy los márgenes del río Zadorra, a la altura del puente de Abetxuko de Vitoria, han hallado restos humanos.

Al parecer, dichos restos habían sido arrojados al río en una bolsa, pero como todavía no se ha encontrado el cadáver completo de la mujer, los agentes continúan la búsqueda.

Este hallazgo se ha producido tras la investigación iniciada por la Ertzaintza, después de que ayer recibiera una llamada de una persona alertando de la comisión de un supuesto asesinato en Vitoria.

Gracias a los datos que aportó, los agentes localizaron al presunto autor de los hechos y lo detuvieron.

Éste confesó que había matado a una mujer y que la había descuartizado, por lo que se inició la investigación para conocer la veracidad de su confesión.

Además de rastrear las inmediaciones del río Zadorra, la Ertzaintza también está registrando el domicilio del presunto asesino, que permanece detenido en la comisaría de la Policía vasca en Vitoria a la espera de pasar a disposición judicial.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado este martes que no existía una relación afectiva entre la mujer, de 63 años de edad, y el asesino confeso, un hombre de 43 años de edad.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Erkoreka ha afirmado que la primera información sobre el crimen que presuntamente tuvo lugar la semana pasada, se conoció a media tarde de este pasado lunes. La Ertzaintza se presentó en un domicilio de la capital alavesa y contactó con un hombre, que confesó haber asesinado a una mujer el miércoles de la pasada semana.

Posteriormente, entre el jueves y el sábado, según su confesión, "fragmentó"el cuerpo y lo arrojó al río Zadorra. Las investigaciones iniciadas por la Policía vasca han permitido localizar los restos humanos de una persona, que parecen corresponder a la víctima.

Josu Erkoreka ha explicado que los agentes se encuentran trabajando en el domicilio del presunto autor del delito para "intentar descubrir la existencia de evidencias que confirmen que la confesión es cierta".

Tras afirmar que "la investigación está arrojando algunos resultados", el portavoz del Ejecutivo autónomo ha adelantado que el asunto "será puesto ya en manos del juez"para que sea la autoridad judicial la que "encauce la investigación".

Además, ha asegurado que "no se conocen datos ciertos e irrefutables sobre la relación que unía"a víctima y agresor, pero ha añadido que, según los testimonios de los vecinos, no existía una relación afectiva que permita apuntar a "un tipo de delito determinado".

"Esta es la información que la Ertzaintza ha recogido de los vecinos del entorno, pero que deberá confirmarse o desmentirse a lo largo de la investigación judicial", ha subrayado.