Matemáticas obligatorias en el Bachillerato de Ciencias Sociales

El Pleno del Senado ha aprobado una enmienda nueva a la reforma educativa por la que los alumnos de Ciencias Sociales del Bachillerato estudien obligatoriamente Matemáticas.

Para ello, el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales tendrá dos itinerarios, de forma que quienes elijan Humanidades estudiarán Latín y los otros Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales.

Estas dos asignaturas forman parte del bloque de troncales generales, es decir de estudio obligatorio, junto con Filosofía, Lengua Castellana y Literatura y Primera Lengua Extranjera en primero de Bachillerato; e Historia de España, Lengua Castellana y Literatura y Primera Lengua Extranjera en segundo.

Los portavoces de todos los grupos (PP, PSOE, CiU, Entesa, PNV y Mixto) han firmado la propuesta de modificación del artículo 34.bis y 34.ter de la reforma, que regulan la organización de los dos cursos de Bachillerato.

La iniciativa ha salido adelante con los votos del PP

El problema surgió cuando los Bachilleratos de Humanidades y Ciencias Sociales se unificaron con una enmienda del PP presentada en el Congreso, lo que supuso que el Latín quedaba como obligatorio y las Matemáticas serían opcionales.

Según fuentes parlamentarias del PP, la enmienda es resultado de las aportaciones de todas las fuerzas políticas, aunque Foro Asturias defiende que se basa en una transaccional que este partido negociaba ayer con los populares.

El PP había distribuido anoche una enmienda diferente, en la que esa modalidad de Bachillerato tendría en primero y segundo cursos dos itinerarios, el de Humanidades y el de Ciencias Sociales, y en éste último el alumno debería elegir entre dos grupos de materias de opción, que siempre incluirían Matemáticas.

No obstante, sería competencia de las administraciones educativas poder ofrecer los itinerarios.

Los matemáticos. contentos

La representante de las organizaciones de Matemáticas, Raquel Mallavibarrena, se ha mostrado "contenta"por el acuerdo alcanzado por los grupos en el Senado para que las Matemáticas sean obligatorias en el Bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales. La profesora de la UCM ha señalado que esta decisión permitirá a los alumnos que vayan al bachillerato unificado "recibir la formación más adecuada". "Es lo que veníamos demandando y estamos muy contentos. Agradecemos a los grupos de la oposición que más recientemente se han puesto en contacto con nosotros y nos alegramos de que haya habido un consenso para que todo vaya en la buena dirección", ha señalado en declaraciones a Ep.

Según ha indicado, las organizaciones de Matemáticas entendían que en los bachilleratos, aunque tienen identidad propia, "hay un porcentaje muy alto de alumnos que, o bien van a una universidad o bien a ciclos de Formación Profesional"y, en este sentido la formación que se oferta en los distintos bachilleratos "debe ir acorde con esas continuaciones naturales"tras el bachillerato. "Por eso el diseño que proponíamos nos parecía el más adecuado para la formación de los estudiantes", ha indicado. Del mismo modo, ha apuntado que para los profesores que imparten esta materia "todo lo que sea garantizar la formación adecuada de los futuros universitarios o alumnos de Formación Profesional"les "parece muy bien".

En la misma línea se ha expresado, desde el Consejo General de Economistas, Juan Carlos de Margarida, quien se ha mostrado "satisfecho"tras "el trabajo duro". El economista ha reconocido que estaban "intranquilos"porque una decisión errónea en este tema podría haber afectado "a muchas generaciones"de alumnos. De Margarida ha indicado que "la mente matemática y deductiva es muy importante"para cualquier carrera pero "fundamentalmente en las carreras de ciencias sociales y, sobre todo, en Economía o Empresa"porque "todas las asignaturas se relacionan directa o indirectamente con los conocimientos matemáticos previos".

"Con lo que proponía la LOMCE, un alumno podía no ver durante los dos cursos de bachiller ninguna asignatura de matemáticas y que llegar a una carrera de matemáticas sin tener los conocimientos previos", ha explicado el economista, quien ha añadido que, entonces, la universidad contaría con un problema añadido en las facultades de Economía. "Porque tendríamos que hacer una forma de cursos cero para adaptar a esas personas a los conocimientos matemáticos para poder entener las asignaturas", ha indicado.