Yo a FP y tú a Bachillerato

La Lomce impondrá asesores para que cada alumno elija el mejor camino en sus estudios

A partir de 3º de la ESO los alumnos tendrán que elegir entre enseñanzas académicas, para aquellos que quieran hacer Bachillerato, y enseñanzas aplicadas, para aquellos que piensen optar por la Formación Profesional
A partir de 3º de la ESO los alumnos tendrán que elegir entre enseñanzas académicas, para aquellos que quieran hacer Bachillerato, y enseñanzas aplicadas, para aquellos que piensen optar por la Formación Profesional

Los alumnos españoles tendrán un mejor asesoramiento sobre el itinerario académico a seguir con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). La norma prevé que en cada uno de los cursos de Educación Secundaria Obligatoria se entregue a los padres, madres o tutores legales de cada alumno un consejo orientador que incluirá un informe de logros y conocimiento que ha adquirido su hijo, además de una propuesta –que también irá dirigida al alumno– sobre cuál es el itinerario académico más adecuado a seguir. Así lo prevé el proyecto de real decreto por el que se establece la Educación Primaria, de la ESO y Bachillerato y que verán hoy en la conferencia sectorial de Educación todas las comunidades autónomas reunidas con el ministro de Educación, José Ignacio Wert. El texto no ofrece grandes novedades respecto a aquel que las autonomías ya analizaron a mediados de diciembre, pero uno de los últimos cambios incorporados al borrador incluye que este consejo orientador entre en vigor este curso académico con la idea de que se pueda derivar a muchos alumnos que no consigan los objetivos académicos deseados hacia la FP Básica, que entrará en vigor el próximo curso académico. Porque, en realidad, los cambios que la Lomce tiene previstos para Secundaria no entran en vigor hasta el curso 2015-2016.

Este consejo orientador podrá recomendar al alumno la incorporación a un programa de mejora del aprendizaje y el rendimiento o a un ciclo de Formación Profesional Básica, si es que así se cree oportuno. «El alumno tiene derecho a una orientación, una función que hasta ahora recaía en el tutor, pero ahora los alumnos tienen que decidir antes porque se adelantan los itinerarios», explica Javier Carrascal, secretario de organización del sindicato de profesores ANPE. Y es que a partir de 3º de la ESO se plantean al alumno dos caminos a elegir: las enseñanzas académicas (para aquellos alumnos que piensen hacer Bachillerato) y las enseñanzas aplicadas (con asignaturas que suponen una iniciación a la Formación Profesional). También se podrá acceder a la FP Básica con 15 años, un año antes de lo que establece la norma vigente.

También será en 2º y 3º de la ESO cuando se implantarán los nuevos Programas de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento. Los alumnos se incorporarán a ellos a propuesta de un equipo de docentes e incluso de los padres. Están pensados para los estudiantes que presenten dificultades relevantes de aprendizaje que no puedan imputarse a la falta de estudio o al esfuerzo. Comprenderán adaptaciones organizativas e incluso curriculares, de tal manera que se podrán agrupar materias en ámbitos, aplicar una metodología específica o incluso incluir actividades prácticas.

Por lo demás, los cambios introducidos por el Ministerio de Educación en el proyecto de real decreto que hoy analizarán las comunidades autónomas incluye básicamente cuestiones técnicas. Las autonomías han solicitado al Ministerio que el texto que establece los contenidos básicos de las asignaturas se elabore en documentos separados para Primaria, Secundaria y Bachillerato, en lugar de uno solo, teniendo en cuenta que el curso que viene sólo entrará en vigor la reforma educativa para 1º, 3º y 5º de Primaria y en FP básica. Algunas comunidades también han solicitado que los alumnos que en primer curso de Bachillerato suspendan más de dos asignaturas se vean obligados a repetir curso y no sólo a matricularse en las materias que han suspendido.

Ayer, los sindicatos CSI-F, ANPE y FSIE, así como las asociaciones de padres Cofapa y Concapa, reclamaron al Ministerio de Educación que ponga en marcha un sistema de préstamo gratuito de libros de texto en el desarrollo de la Lomce. Lo piden en un manifiesto que han remitido al departamento de José Ignacio Wert. Respecto a materias como la Religión, el texto que se analizará hoy no introduce modificaciones respecto a esta asignatura, que se mantiene como una materia que no será de oferta obligatoria en Bachillerato, sino una optativa entre doce materias. Según ha podido saber LA RAZÓN, la Conferencia Episcopal española ya ha iniciado conversaciones con el Ministerio de Educación para exigir que sea una materia que se ofrezca de manera obligatoria.

Comunidades en rebeldía

Hasta cinco comunidades autónomas –País Vasco, Cataluña, Asturias, Andalucía y Canarias– se reunirán hoy en Madrid para poner en común su rechazo a la Lomce antes de la cita que tienen por la tarde con el ministro Wert. De momento, el Gobierno vasco aseguró ayer que no tiene intención de cambiar los libros de texto para el próximo curso escolar porque no hay tiempo de adaptar sus contenidos para septiembre, momento en el que se pondrá en marcha la reforma educativa en Primaria y en la FP Básica. El mismo camino ha tomado recientemente la Generalitat catalana, que aseguró que mantendría los libros actuales pese a los cambios recogidos en la Lomce.