La Armada busca a Marta del Castillo en el Guadalquivir con alta tecnología

Se trata de un punto donde no se había buscado, la dársena del Guadalquivir muy cercana al club de remo, entre los puentes de la Barqueta y el Alamillo

El barco de la Armada "Escandallo"equipado con un potente sonar, se ha sumado a las tareas de búsqueda de los restos de Marta del Castillo.
El barco de la Armada "Escandallo"equipado con un potente sonar, se ha sumado a las tareas de búsqueda de los restos de Marta del Castillo.

Dos embarcaciones de la Armada, provistas de alta tecnología, han rastreado hoy durante todo el día hasta la puesta de sol la dársena del río Guadalquivir, en Sevilla, en una nueva búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, asesinada hace ocho años por Miguel Carcaño, que cumple condena en la cárcel.

Dos embarcaciones de la Armada, provistas de alta tecnología, han rastreado hoy durante todo el día hasta la puesta de sol la dársena del río Guadalquivir, en Sevilla, en una nueva búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, asesinada hace ocho años por Miguel Carcaño, que cumple condena en la cárcel.

El dispositivo se puso en marcha sobre las 10.00 horas con un bote hidrográfico del buque “Malaspina”, que ha realizando una batimetría de esta zona del río (medición del fondo marino) para elaborar un primer mapa fisiográfico de la zona.

Se trata de un punto donde no se había buscado, la dársena del Guadalquivir muy cercana al club de remo, entre los puentes de la Barqueta y el Alamillo, donde el calado del río no supera los 6 metros de profundidad.

Este lugar está a unos quince minutos a pie de la calle León XIII, donde se ubica la vivienda en la que se cometió el asesinato de Marta del Castillo el 24 de enero de 2009 cuando la joven tenía 17 años.

Por la tarde se ha llevado a cabo la segunda fase del peinado de la zona con el barco “Escandallo”, un segundo registro fisiográfico con sonar de barrido lateral de alta frecuencia para finalizar la recopilación de información sobre el estado del fondo del río.

Una vez recabada la información y finalizados los trabajos de rastreo, está previsto que mañana domingo se procesen los datos obtenidos por ambas embarcaciones y que el lunes se entregue el informe a la policía.

A partir del informe, los grupos especiales de la policía comenzarán el lunes la búsqueda bajo el agua, para lo que intervendrán cuatro unidades distintas: los buzos del Grupo Especial de Operaciones (GEO), el Servicio de Planimetría de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, Unidad de Intervención Policial (UIP), y la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.

Las labores de búsqueda han suscitado una gran expectación y, a primera hora acudió a la zona el padre de Marta, Antonio del Castillo, así como el abuelo, entre otros familiares.

La familia de Marta del Castillo se aferra a “un 50 % de posibilidades” de que el cadáver de la joven esté en la dársena del Guadalquivir, según ha dicho Antonio del Castillo, mientras observaba el trabajo de uno de los barcos de la Armada.

Antonio del Castillo ha dicho que después de ocho años del asesinato de su hija tienen “todas las esperanzas depositadas aquí” y ha explicado que hasta ahora no se había buscado en esta zona “porque es impensable que dentro de la misma capital puedan pasar estas cosas”.

Antonio Casanueva, el abuelo de Marta, ha llegado minutos después con una chapa en su chaqueta con la foto de su nieta y la leyenda “Todos somos Marta”.

“Tengo ánimos y esperanzas en que el resultado que sea el que nos dé la alegría a todos, no solo a nosotros”, ha confiado.

La Policía sospechó desde el primer momento de que el cadáver de Marta podría haber sido arrojado al río Guadalquivir, aunque el asesino confeso, Miguel Carcaño, ha dado múltiples versiones de su posible paradero.

Sus restos fueron buscados en otras zonas del Guadalquivir, en un vertedero, en la denominada Ruta del Agua, en Caño Ronco, en la finca Majaloba de La Rinconada y en una escombrera de Camas, además de en otras zonas próximas a la capital sevillana donde los rastreos se abandonaron pronto por la inconsistencia de las pistas.

El nuevo dispositivo se ha puesto en marcha después de que el juez de instrucción 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, ordenara la semana pasada buscar en esta zona no rastreada del río, atendiendo a la petición de la Policía.

La petición se basa en un informe realizado por un técnico que intentó localizar el cuerpo de la joven mediante un georradar en la dársena del río, no afectada por la corriente fluvial, y cuyos resultados apuntan la posibilidad de que existan restos humanos en la zona.

El cuerpo de Marta del Castillo podría, excepcionalmente, estar bien conservado tras permanecer ocho años bajo aguas tranquilas y sin movimiento, como ocurre en esa dársena del río Guadalquivir, según informaron a Efe fuentes de la investigación.