El brutal asesinato de una bailarina conmociona a la sociedad brasileña

Imagen de la víctima y del asesino.
Imagen de la víctima y del asesino.

Las imágenes que grabó una cámara de seguridad el pasado jueves 16 son de las que causan escalofríos y sobre todo repulsa e indignación. Tras una intensa discusión, que se desarrollaba en el jardín comunitario de una casa, alertando a los vecinos de que algo grave estaba sucediendo, Milton Vieira Severiano dio un golpe a su novia Amanda Bueno, haciéndola caer al suelo y empezó a golpear su cabeza contra el suelo con un salvajismo brutal.

La víctima Amanda Bueno, cuyo verdadero nombre era Cícera Alves de Sena, era bailarina de funk en la "Jaula das Gostozudas", el grupo al que pertenecía y hacía solo cuatro días que estaba saliendo con Vieira Severiano, su asesino.

En el video se puede ver cómo, cuando estaba ya inconsciente, él coge su cabeza y comienza a golpearla una y otra vez contra el suelo. Tras estos terribles golpes, en los que probablemente ya estuviera muy malherida, "Milton de Vans", como se lo conoce a Vieira Severiano, desapareció un momento de la escena y regresó con un chaleco antibalas y una escopeta en la mano.

Sin dudarlo, se acercó al cuerpo de su novia y le disparó cinco veces en la cabeza dejándola literalmente destrozada. Como suponía que los vecinos ya habían avisado a la policía huyó a toda velocidad del lugar del crimen robando un vehículo a un vecino.

Poco después, cuando circulaba por una autopista, volcó y fue arrestado. Los agentes encontraron todo un arsenal de armas en su poder: tenía tres pistolas, un revólver y una escopeta, además del chaleco que llevaba puesto.

Aún no se han desvelado los motivos que llevaron a Vieira Severiano a cometer este salvaje crimen, pero la policía informó que este individúo ya tenía antecedentes de agresiones a mujeres.