El Consejo de la Juventud deja de pertenecer a la Administración General del Estado

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, dijo este martes en el Senado que "en ningún caso se va a cerrar el Consejo de la Juventud de España", sino que se va a dar "un paso más en su modernidad"dotándole de una nueva forma jurídica para que responda "a la demanda de la juventud española". Moreno hizo estas declaraciones en respuesta a la pregunta formulada en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales por el senador de Coalición Canaria Narvay Quintero Castañeda, sobre si el Gobierno tenía previsto cerrar el Consejo de la Juventud de España (CJE) e integrarlo dentro del Instituto de la Juventud (Injuve). Durante su comparecencia, Moreno concretó que "se va seguir llamando CJE"y que el Consejo "mantiene sus funciones y su personal". El secretario de Estado añadió que la nueva forma jurídica que tendrá este órgano será "corporativa de base privada", lo que en sus palabras significa que servirá "de cauce de participación en materia de juventud"y que va a ser "un órgano libre", informa Servimedia. El senador Quintero se extrañó de que "una plataforma interasociativa"pase a formar "parte de la administración"y que el Gobierno tenga la intención de darle "carpetazo"justo cuando se celebra el 30 aniversario del CJE y en un momento en el que la juventud es "el colectivo más afectado por la crisis y que tiene que tener un foro como el CJE".

El Consejo de la Juventud ha sido muy criticado por ser un organismo politizado, que utilizaba el dinero del Estado (más de un millón de euros) para criticar al Gobierno. Además, también ha recibido duras críticas por la falta de transparencia de sus cuentas. De hecho, en dos años dilapidó casi un millón de euros en viajes, conferencias y cursos. Su presidente vivía en un piso de alquiler pagado por la institución, tenía teléfono móvil de empresa y cobraba un sueldo fijo de 1.800 euros al mes.