Actualidad

El Gobierno se reunirá con los diputados provida para llegar a puntos de encuentro

Otros diputados del PP que no firmaron la carta contra la actual ley del aborto también se plantean no apoyarla

Pese a que el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, se mostró ayer convencido de que no votarán en contra de la reforma de la ley del aborto, los diputados y senadores populares se muestran firmes: todo lo que no sea sustituir la ley de plazos por una de supuestos recibirá su rechazo durante la votación de la proposición que impedirá a las menores abortar sin consentimiento paterno. La primera prueba será el próximo 24 de marzo, cuando tenga lugar la votación en el Congreso, mientras que, posteriormente, serán los senadores los que podrían mostrar su disconformidad en la Cámara Alta. Así lo han manifestado 11 representantes del PP en una carta dirigida a Mariano Rajoy. «Todo el mundo va a tener libertad de voto y van a votar lo que todo el mundo piensa y con el programa que se ha presentado», subrayó Hernando.

Con todo, hasta que llegue esa fecha, se producirán contactos. «Hay un compromiso del Gobierno para tener conversaciones», aseguró el senador del PP Ángel Pintado. ¿El objetivo? «Encontrar puntos de encuentro», afirma. Sin embargo, «y siendo honesto, lo veo muy difícil». Y es que volver a una ley de supuestos, como la que proponía el anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y por la que aboga este grupo de senadores y diputados, parece casi imposible. Para Pintado, al mantener los plazos de la «ley Aído» se «da a ese texto como bueno» y, por tanto, «se cruza una línea roja». «Es un grave error que pagaremos muy caro», añade.

Aun así, entre los temas que tratarán podrían estar la inclusión de enmiendas en la reforma, como la introducción de una «ley de protección de la maternidad» –un texto del que ya se habló pero que no vio la luz–, así como algunos puntos recogidos en planes de familia autonómicos como el aprobado en Castilla-La Mancha, en el que «se proponen medidas para las mujeres embarazadas que pasan por problemas socioeconómicos». Porque, a su juicio, lo que propone el Gobierno a día de hoy es una «minirreforma». «Es una buena medida para proteger a las menores, pero no para proteger la vida», asevera.

«Me sentiría muy tranquilo en conciencia no votando», afirma el senador Luis Peral, si el texto se mantiene como está. «Los que hemos firmado la carta hemos mantenido una posición coherente con el PP». Y aunque reconocen las dificultades, «nos queda la confianza de que se nos escuche desde el Ministerio de Sanidad. Todavía hay tiempo de cumplir los compromisos».

La diputada Lourdes Méndez no está dispuesta a votar a favor de la reforma tal y como está planteada, aunque Hernando crea que no va a encontrar oposición. «El único cambio que se ha introducido es el de que las menores tengan que contar con el permiso paterno, pero al dar mi voto favorable estoy convalidando la ‘‘ley Aído’’ y manteniendo que el aborto sea un derecho. No puedo votar a favor en conciencia y por coherencia con la defensa de la vida que ha hecho desde siempre el PP». Un argumento similar es el que aporta la senadora Gari Durán. «Votar esta proposición supone dar por bueno el resto de la ley del aborto vigente. Nuestro compromiso como partido está en la defensa de la vida». Lo que ahora se plantean estos diputados y senadores es que «algo ha cambiado en el partido» después de que no se haya contestado a Celia Villalobos, quien en un reciente programa de la Sexta dijo que «lo que no cabe en mi partido son personas que dicen no al aborto», unas declaraciones que han generado malestar en el PP. «Si no se contestan sus declaraciones, se puede dar a entender que es la doctrina que defiende el partido», explica Gari Durán.

También se sorprende de que se les califique como diputados provida, como si se tratase de una corriente de opinión en el seno del PP, cuando «el partido también ha defendido la vida».

No obstante, los diputados y senadores que remitieron la carta a Rajoy mostrándole su disconformidad no son los únicos que previsiblemente voten el próximo 24 de marzo en contra de la reforma que se ha hecho. Algunos no firmantes ya han asegurado que rechazarán la propuesta.

«No se trata de aplicar la última frase»

El presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, refirió ayer, al hilo de las declaraciones del portavoz del PP, que «cumplir el programa del PP no significa aplicar el último inciso de la frase referida a la reforma del aborto. El compromiso era un aumento de la protección de la vida y una Ley de Maternidad».