La pista que podría resolver la desaparición de Katrice 38 años después

Katrice Lee desapareció si dejar rastro en un centro comercial alemán el día de su segundo cumpleaños

Katrice Lee desapareció el día de su segundo cumpleaños
Katrice Lee desapareció el día de su segundo cumpleaños

Katrice Lee desapareció si dejar rastro en un centro comercial alemán el día de su segundo cumpleaños. La policía no descarta ninguna hipótesis, incluso que siguiera viva. Ahora tendría 40 años.

El sargento mayor retirado Richard Lee, de 69 años, ha vuelto a revivir la pesadilla de la desaparición de su hija hace 38 años, aunque ahora alberga alguna esperanza de saber lo que ocurrió en el centro comercial de Paderborn (Alemania). El 28 de noviembre de 1981, Richard formaba parte del ejército británico estaba destinado en Alemania. Allí nació su hija y se crió en la base militar. El día de su segundo cumpleaños había que hacer todos los preparativos para celebrarlo. Los tíos de la niña Wendy y Cliff, que también trabajaban para el ejército británico, se desplazaron desde Bielefeld para la celebración. Para ello, fueron a un supermercado para militares en Paderborn. Richard se quedó en el coche mientras su mujer Sharon, Wendy y su hija Katrice hacían las compras. Cuando se dirigían a pagar, Sharon se dio cuenta de que se le había olvidado comprar patatas fritas y dejó a la niña con Wendy en la línea de cajas. Katrice salió corriendo detrás de su madre y Wendy pensó que había llegado hasta ella. Un minuto después, Sharon llegó a la caja sola. La niña había desaparecido sin dejar rastro.

Cuatro décadas después, la familia sigue sin respuestas, la niña nunca apareció y no ha habido detenciones... Hasta hace unos días. La Royal Military Police (RMP) anunció la detención de una persona el pasado lunes en Swindon, donde se estaba practicando un registro de la finca de una vivienda. Los investigadores nunca han descartado que la niña siguiera viva. De hecho, Richard estaba convencido que la habían secuestrado para vendersela a una pareja sin hijos o que había sido una pareja la que se la había llevado para tener una hija propia.

Tanto la policía británica como la Royal Military Police investigaron en caso rastrearon la zona, incluso llegaron al río Lippe pero no lograron encontrar ninguna pista y el caso quedó cerrado. En 2012, la Royal Military Police lo reabrió y publicó varias imágenes creadas por ordenador con el aspecto que podría tener Katrice con la esperanza de lograr alguna pista, pero tampoco lograron ningún avance.

En febrero de 2017, hicieron pública otra imagen. En esta ocasión se trataba de una foto de un retrato robot de un hombre que fue visto en la zona con un niño, al que metía en un coche verde. Después de eso, se rastreó la orilla del río Alme, pero tampoco hallaron nada. No fue hasta el pasado mes de mayo cuando un informante de la policía dijo que conocía al hombre del retrato robot y le dio su nombre a los investigadores.

Durante todo este tiempo, la familia ha vivido un calvario y ha sido muy crítica con la investigación, en la que se cometieron muchos errores en los primeros días y en años posteriores. "Todos queremos respuestas, hemos estado en el infierno y ahora volvemos a a estar en él", dijo Richard Lee a "Mirror". “Este arresto, por supuesto, nos vuelve a recordar lo que pasó y nos hace volver a pasarlo mal. Al igual que los padres de otros niños desaparecidos, queremos un final feliz, aunque ese podría no ser el caso. Sólo esperamos obtener respuestas", añadió.

Lo que ocurrió con Katrice sigue siendo un misterio para todos. La niña, que tenía una afección ocular en el ojo izquierdo que requeriría dos operaciones para corregirla, tendría ahora 40 años. La última detención ha vuelto a dar esperanzas a la familia y les ha obligado revivir el infierno que comenzó hace 38 años. Sueñan con encontrarla con vida, pero sobre todo necesitan saber lo que ocurrió para poder acabar definitivamente con el duelo.