El Supremo rechaza el recurso de Ecologistas en Acción contra el almacén de residuos

El Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de Ecologistas en Acción contra la ubicación de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca).

Como hizo anteriormente con el recurso de Greenpeace, el alto tribunal rechaza ahora el recurso de Ecologistas en Acción-Coda contra la decisión que adoptó el Consejo de Ministros de construir el almacén en esa localidad conquense.

La organización ecologista sostenía que el acuerdo era "arbitrario", pues no respondía al informe técnico sobre las diversas candidaturas y que, además, se vulneró la normativa relativa a la evaluación de impacto ambiental.

La Sala Contencioso-Administrativa del alto tribunal ha rechazado los argumentos de la organización ecologista, pues sostiene que la Comisión técnica hizo una serie de propuestas al Consejo de Ministros, que, como le correspondía, decidió de forma motivada.

Así, recuerda que, aunque Villar de Cañas tuviera menos puntos que otras poblaciones candidatas, había un factor diferencial a su favor como "la consecución del mayor consenso social, territorial e institucional".

En cuanto a las exigencias medioambientales, el Supremo sostiene que "no puede aceptarse la interpretación"de los recurrentes, pues el estudio de impacto ambiental es preceptivo "para la construcción de una determinada instalación, pero no para la selección del emplazamiento".

Por esos motivos, el Supremo desestima el recurso de Ecologistas en Acción y condena a esa organización al pago de las costas.

El presidente de Ecologistas en Acción de Cuenca, Carlos Villeta, ha expresado, en declaraciones a Efe, su desacuerdo con la decisión del Supremo y ha anunciado que van a recurrirla, ya sea ante el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Villeta ha añadido que ahora van a analizar qué vías de recurso tienen y ha señalado que han mantenido una reunión con los cinco ayuntamientos de la comarca de Villar de Cañas que presentaron un recurso que fue rechazado en noviembre.

"Ellos piensan recurrir al Constitucional, nosotros primero tenemos que verlo, si vamos al Constitucional o acudimos directamente a Europa porque son directivas europeas, tanto la normativa de impacto ambiental como el Acuerdo de Aarhus (Holanda)", ha comentado el portavoz de Ecologistas en Acción en Cuenca.

Asimismo, ha subrayado que siguen trabajando en recurrir otras vías, como la declaración de impacto ambiental, y al respecto ha recordado que ninguna de las construcciones no nucleares que hay aparejadas al proyecto del ATC se ha sometido a impacto ambiental.

"Y sin embargo una quesería en un pueblo de al lado sí tiene que someterse a impacto ambiental, nos parece increíble", ha afirmado.

Villeta también ha acusado al presidente de la Empresa Nacional de Residuos Nucleares (Enresa), Francisco Gil-Ortega, de "mentir"porque las obras del ATC no podrán comenzar el año próximo, ya que "ni siquiera hay proyecto".