El verdadero juicio de Pilatos a Jesús

Expertos presentan un estudio en el que cuestionan el lugar histórico donde ocurrieron los hechos y proponen el palacio del Rey Herodes como una posible localización

El Museo de la Torre de David está considerado como parte de los cimientos del palacio de Herodes
El Museo de la Torre de David está considerado como parte de los cimientos del palacio de Herodes

Expertos presentan un estudio en el que cuestionan el lugar histórico donde ocurrieron los hechos y proponen el palacio del Rey Herodes como una posible localización.

El iniciar este Viernes Santo el recorrido de la Vía Dolorosa en la Ciudad Vieja de Jerusalén, peregrinos de diferentes partes del mundo emprenden la marcha desde la primera de las 14 estaciones, donde se cree que tuvo lugar el juicio que el Gobernador de Roma Poncio Pilatos realizó a Jesús y ordenó crucificarlo.

Este espacio se ha identificado como el «Praetorium» ubicado en la fortaleza de Antonia, en el punto más septentrional del Monte del Templo. En la actualidad se halla en el lugar la escuela musulmana El Omaría, en cuyo patio se dan cita los creyentes en Viernes Santo para iniciar la caminata con la cruz. Comúnmente, los cristianos lo llaman «Ecce Homo», el punto de partida de la Via Crucis, una práctica instaurada a partir del siglo XIV por los Franciscanos.

Pero hay también otra versión, abrazada muy especialmente por los protestantes y evangelistas, que sugiere un lugar alternativo como el escenario del juicio a Jesús. Se halla en el así llamado «Kishle» (que significa «prisión» en turco), construida en efecto como tal por el Imperio Otomano, sobre lo que hoy se sabe eran las ruinas nada más ni nada menos que del palacio del Rey Herodes.

Fue descubierto en 1999 por arqueólogos israelíes, en las excavaciones conducidas por el entonces muy joven Amit Reem, hoy jefe del Distrito de Jerusalén en la Autoridad de Antiguedades de Israel. Reem se abstuvo de hacer afirmaciones categóricas señalando que «como arqueólogo, lidió con hallazgos concretos y claro está que a menos que nos topemos con un cartel que diga “Bienvenidos al Praetorium”, no podremos asegurar nunca con plena certeza si este es el lugar o no». Pero al mismo tiempo señaló que hay elementos por los cuales cabe estimar que en realidad, el «Praetorium» se hallaba en el palacio de Herodes, junto a lo que es hoy el Museo de la Torre de David.

Shahar Shilo, historiador de la Universidad Ben Gurion en la ciudad israelí de Beer Sheba y asesor en la Torre de David, analiza el tema: «Aquí tenemos lo que los historiadores llamamos tiple blingo: sagradas escrituras, documentos históricos externos a la Biblia y hallazgos arqueológicos tangibles que se puede determinar de qué fecha datan». Habla mientras lo rodean las ruinas del palacio de Herodes, el único sitio en el que se pueden ver personalmente y no sólo imaginar. «Resulta muy fácil, con métodos científicos, por todo lo hallado aquí –monedas, vasijas, frescos, vidrios– determinar que esto era de los tiempos de Herodes, el último cuarto del siglo I a.C.», asegura.

Señala que hay por lo menos tres lugares en el Nuevo Testamento, en Lucas y Marcos, en los que aparecen referencias explícitas al palacio en relación al juicio a Jesús.

Y volviendo a los hechos históricos en sí, brinda un dato interesante que explica el actual recorrido de la Vía Crucis desde el «Ecce Homo». A mediados del siglo XIV, los mamelucos estaban construyendo el barrio musulmán de la ciudad amurallada de Jerusalén, para lo cual bloquean el paso desde el Monte de los Olivos al Gólgota. A fin de lidiar con ello, los Franciscanos compran tierras en la zona de la puerta de los Leones para poder llegar al monte de la crucifixión. Con el tiempo, eso quedó establecido como el comienzo de la Vía Crucis, pero esa no era antes la ruta. O sea que antes, quizás, también se consideraba que el juicio había sido en otro lado.

«Como historiador, yo apoyo esta versión, que lo que era el palacio de Herodes fue el lugar del juicio de Poncio Pilatos a Jesús», dice Shahar Shilo. «Pero yo no estoy con ello desafiando ninguna tradición católica, que respeto, sino ofreciendo hechos históricos para analizar la posibilidad. No digo que es con seguridad el lugar del juicio, ya que no lo puedo probar y jamás diré que la tradición católica está equivocada. Estoy presentando, eso sí, el resultado de investigaciones serias».

El vicepatriarca latino de Jerusalén Padre Rafiq Nahra, dijo a LA RAZÓN que «el lugar considerado como escenario del juicio a Jesús es el ''Ecce Homo'', pero una versión más moderna es la zona de la Torre de David». Y Amit Reem, el arqueólogo que descubrió las ruinas del palacio de Herodes recalca: «Sinceramente, dudo que algún arqueólogo pueda afirmar de modo categórico que fue aquí... pero no importa. Aquí se puede tocar las piedras y conectarse con el significado, el simbolismo y la idea de los eventos que aparecen en el Nuevo Testamento. Eso, es indudable».