Emotivo funeral por las víctimas del Germanwings en Barcelona

Los Reyes presiden una ceremonia católica y multilingüe ante 1.500 personas en la Sagrada Familia de Barcelona. Breve pero cordial charla entre Don Felipe, Rajoy y Mas

Los Reyes a su llegada al funeral en la Sagrada Familia
Los Reyes a su llegada al funeral en la Sagrada Familia

Un emotivo y multitudinario funeral, con casi 1.500 asistentes, entre ellos los Reyes y las principales autoridades españolas, se ha celebrado en la Sagrada Familia de Barcelona para rendir homenaje a las 150 víctimas del avión de Germanwings.

La basílica de la Sagrada Familia acogió ayer una emotiva y solemne ceremonia religiosa en memoria de las 150 víctimas mortales del accidente de avión de Germanwings, en los Alpes franceses. Asistieron unas 1.500 personas, la mayoría parientes de los fallecidos –hubo representantes de 52 familias diferentes–, y numerosas autoridades.

La ceremonia fue presidida por los Reyes, Don Felipe de Borbón y Doña Letizia, y por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach. El acto fue enteramente católico, aunque hubo frases y cánticos en ocho idiomas diferentes.

Muchas autoridades

Entre otras autoridades, también asistieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; los ministros de Interior, Fomento y Justicia, Jorge Fernández Díaz, Ana Pastor y Rafael Catalá; el presidente del Congreso, Jesús Posada, y el del Senado, Pío García-Escudero. También estuvieron el presidente de la Generalitat, Artur Mas; el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez–Camacho. Además, asistieron diversos cargos militares y policiales.

Todo comenzó con la participación de los alumnos de Llinars del Vallès, en el que estuvieron unos días 16 alumnos y dos profesoras alemanes fallecidos en el siniestro. En su discurso, el cardenal Martínez Sistach señaló que «todos deseamos encontrar en la plegaria el consuelo que Dios nos puede dar en estos momentos de sufrimiento (...). El Papa Francisco se hizo cercano a los familiares con su pésame el mismo día del accidente». También recordó a las víctimas del terremoto de Nepal.

Pese a que se trató de un oficio religioso, hubo pequeños parlamentos de representantes de las comunidades evangelista, judía y musulmana de Cataluña. Fue una ceremonia multilingüe, ya que se oyeron frases en castellano, catalán, inglés, francés, alemán, italiano, griego y latín.

Antes de oficiarse la ceremonia religiosa, el Rey, Rajoy y Mas se saludaron con cordialidad y charlaron brevemente. Lo mismo sucedió al final, cuando Rajoy y Mas despidieron a Don Felipe y a Doña Letizia. Ambas conversaciones fueron breves, pero sin atisbos de tensión. Fue la primera vez que coincidieron todos ellos desde la coronación del Rey, en junio del año pasado.

La parte más emotiva llegó cuando todas las autoridades, con los Reyes a la cabeza, saludaron uno a uno a todos los familiares de las víctimas. Sus Majestades se mostraron especialmente cariñoso con los más pequeños, la mayoría de ellos muy afectados por el trágico accidente.