En busca de una cárcel más segura para «Igor, el Ruso»

Es previsible que Feher sea trasladado en los próximos días a una prisión de máxima seguridad debido a su perfil especialmente violento

Norbert Feher se encuentra preso en la prisión de Teruel en un módulo de aislamiento y constantemente vigilado
Norbert Feher se encuentra preso en la prisión de Teruel en un módulo de aislamiento y constantemente vigilado

Es previsible que Feher sea trasladado en los próximos días a una prisión de máxima seguridad debido a su perfil especialmente violento.

Norbert Feher, alias «Igor, el Ruso», ingresó ayer en la prisión de Teruel. Sin embargo, es más que probable que su estancia sea breve. Fuentes penitenciarias afirman a este diario que es «previsible» que su traslado se produzca próximamente. Concretamente, hasta que finalicen las primeras diligencias en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Alcañiz. ¿El motivo? El centro turolense no está catalogado como uno de máximo seguridad.

Las mismas fuentes señalan que Feher, tanto por la naturaleza de sus crímenes como por su formación militar, debe estar considerado como un preso FIES (Ficheros de Internos de Especial Seguimiento), que requieren un mayor control y vigilancia. Actualmente, se encuentra en el módulo de aislamiento. Sin embargo, este espacio, en una prisión provincial como es la de Teruel, suele estar reservado para aquellos internos que han protagonizado peleas o actos de indisciplina, no para presos tan peligrosos como el serbio. Así, tanto el número de funcionarios como las dimensiones del centro son más reducidas. Con todo, se trata de una prisión que ha sido remodelada recientemente.

Así, añaden estas fuentes, habría al menos seis centros «candidatos» para acoger a Feher una vez que terminen las diligencias: Albocàsser (Castellón), Teixeiro (A Coruña), Puerto I (Cádiz), Córdoba, Soto del Real o Estremera –estas dos últimas en la Comunidad de Madrid–.

Según informaba ayer el «Heraldo de Aragón», las primeras horas del detenido en prisión fueron tranquilas. Se encuentra solo en su celda –de entre siete y ocho metros cuadrados–, constantemente vigilado por dos funcionarios tanto cuando está dentro de ella como cuando sale al patio. El módulo de aislamiento estaba habitado anteriormente por seis presos de confianza, pero fueron trasladados a otra zona.

Aunque las diligencias del caso por el que está procesado Norbert Feher están declaradas secretas por el juez, ayer la Guardia Civil dio a conocer la cronología de los asesinatos de este ex militar serbio en España. Según comunicó el Instituto Armado, tras el suceso del 5 de diciembre, cuando «Igor, el Ruso» disparó al dueño de un masico de Arbalate del Arzobispo, Manuel Andreu (73 años), y al cerrajero que le acompañaba , Manuel Marcuello (40 años), se estableció un dispositivo para dar con el autor de los disparos.

Esta labor se extendió hasta el 14 de diciembre. Ese día se realizó un reconocimiento por el municipio colindante de Andorra, en el que participó un grupo de guardias civiles acompañado de José Luis Iranzo, un ganadero que conocía muy bien la zona. Tras finalizar sin éxito la tarea, los agentes se separaron de Iranzo y se dirigieron al cuartel. Una vez allí, recibieron el aviso de unos posibles diparos en un masico próximo a Andorra. Seis guardias se pusieron en marcha hasta el lugar, pero en el camino se encontraron un vehículo con las luces encendidas, por lo que dos de los agentes, Víctor Romero y Víctor J. Caballero, se dirigieron a comprobar qué pasaba. El resto del grupo continuó hasta el lugar del tiroteo. Una vez rastreada la zona, regresaron donde se observó el vehículo y al llegar se encontraron la terrible escena de los dos cuerpos abatidos de sus compañeros.

Paralelamente, otra patrulla que acudió en apoyo se trasladó a la masía de Iranzo, al que también hallaron muerto por arma de fuego. Tras la gravedad de los hechos se puso en marcha un macrodispositivo en el que participaron unidades de otras comunidades. A las dos de la mañana se dio con el vehículo de Iranzo –el mismo con el que había escapado Feher– en la calzada de la carretera que une Mirambel y Cantavieja, pero no le hallaron dentro. Finalmente «Igor, el Ruso» fue detenido en las inmediciones por la comandancia de Castellón.