Este es el robot ambidiestro que Amazon quiere para ganar más compradores

El comercio electrónico alcanzó en España los 30.406 millones de euros en 2017, un 25% más que en el año anterior. Para continuar con este avance, las grandes compañías quieren apostar por máquinas capaces de captar objetos de distintos tamaños sin ningún tipo de entrenamiento: a mayor velocidad, más compradores.

La máquina permitiría capturar objetos de distintos tamaños sin entrenamiento
La máquina permitiría capturar objetos de distintos tamaños sin entrenamiento

El comercio electrónico parece no tener freno. Tras un inicio de rebajas atípico, la modalidad “online” parece imponerse entre la población por la variedad de descuentos y promociones que permite obtener a lo largo del año. Tan solo en España alcanzó los 30.406 millones de euros en 2017, lo que supone un 25,7% más que los 24.185 millones de euros que ingresó el año precedente. Estos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) confirman este ascenso imparable, sobre todo, después de que en el cuarto trimestre del año sus ventas ascendieran hasta los 8.526 millones de euros, un 28,1% más que los 6.656 millones de euros de los tres últimos meses de 2016 y un 9,5% que los 7.785 millones de euros del tercer trimestre. Dicho esto, ¿cómo pueden las compañías hacer frente a una demanda de estas características? Si algo quiere el usuario cuando compra a través de Amazon, Alibaba o Walmart es que su producto llegue lo antes posible. Si no, buscará al que lo haga más rápido. Por eso, estas empresas están invirtiendo grandes cantidades de dinero en robots que suplan la escasez de trabajadores. Es decir, máquinas refinadas, precisas y rápidas.

Ingenieros de la Universidad de California han dado con la clave. Según un artículo publicado en la revista “Sciencia Robotics”, han conseguido desarrollar un robot ambidiestro capaz de captar objetos de distintos tamaños sin ningún tipo de entrenamiento. El avance está precisamente ahí: no todas las máquinas hasta ahora desarrolladas podían realizar esta tarea, ni mucho menos con tanta celeridad. “Cualquier pinza individual no puede manejar todos los productos a la vez", ha comentado Jeff Mahler, un investigador postdoctoral y autor principal del artículo. "Por ejemplo, una ventosa no puede crear sellos en objetos porosos como la ropa y las pinzas de mordaza no pueden alcanzar ambos lados de algunos juguetes".

Mahler trabaja en el laboratorio de Ken Goldberg, un profesor de la mencionada universidad, en el que también participan profesionales del departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación y del departamento de Ingeniería Industrial e Investigación de Operaciones. Para todos ellos, estos sistemas robotizados se utilizan ya en cualquier empresas que se dedique al comercio electrónico. Sin embargo, en casi ninguno de ellos se realiza con máquinas que utilicen dos pinzas mecanizadas y coordinadas. Todo ello permitiría tratar diferentes tipos de materiales con la presión adecuada y con la velocidad precisa. Cuando los investigadores llegaron a esta conclusión descubrieron que este nuevo sistema conseguía “limpiar” con mayor rapidez contenedores, a una media de más de 300 selecciones por hora. Y, además, con un 95 por ciento de éxito. "Cuando estás en un almacén armando paquetes para la entrega, los objetos tienen distintos volúmenes y formas", ha señalado Goldberg. "Necesitamos distintos tipos de pinzas para manejarlos todos".

La competencia es tal que todos quieren abarcar la mayor cuota de mercado posible. De ahí, que estén apostando por nuevas tecnologías para reducir costes y para convencer a los compradores de que sigan visitando sus tiendas. Si bien esta es una posibilidad para Amazon o Alibaba, para Walmart ya está cerca de ser una realidad. La firma ha anunciado que colocará limpiadores robóticos para pisos en 360 sucursales para finales de año. También ha promocionado una nueva aplicación, Dotcom Store, que permitirá a los empleados ordenar productos para los clientes en su web cuando están agotados en los estantes. Ambas innovaciones están relacionadas con su plan de construir lo que el presidente ejecutivo, Doug McMillon, ha denominado "tiendas empoderadas con tecnología".

De hecho, más de 3.500 supermercados de Estados Unidos son la mayor ventaja de Walmart sobre Amazon, pero son caros de operar. La compañía tiene 64 millones de metros cuadrados de espacio que limpiar en todo el país y cree que los conserjes robots ahorrarán tiempo y liberarán a los trabajadores para hacer otros trabajos en la tienda. De esta forma, buscan formas de generar eficiencia en el lado laboral y eliminar molestias a los clientes.