Publicidad
Publicidad
Actualidad

Financiación millonaria para las energías limpias

Vivir sin energías contaminantes. Es lo que persiguen las diferentes iniciativas que se están presentando en París para hacer frente al calentamiento global. El fundador de Microsoft, Bill Gates, lanzó durante la jornada inaugural una plataforma de financiación de proyectos de desarrollo de energías limpias junto con otros de los inversores más ricos del mundo, entre ellos el consejero delegado de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, y el fundador del gigante chino Alibaba, Jack Ma. «Las tecnologías renovables que tenemos hoy, como la eólica y la solar, han hecho muchos progresos y podría ser un camino al futuro energético de cero emisiones de carbono», explicó Gates en un comunicado. Pero, «dada la magnitud del desafío, tenemos que explorar muchos caminos diferentes y eso significa que también tenemos que inventar nuevos enfoques», puntualizó Gates.

Publicidad

En la iniciativa Coalición Energía Breakthrough participan 28 ricos inversores de diez países cuyo patrimonio neto colectivo supera los 350.000 millones de dólares, entre ellos Gates, Zuckerberg, Ma, y los fundadores de Amazon, Jeff Bezos, y del Grupo Virgin, Richard Branson.

El objetivo del proyecto es proporcionar capital para la investigación de las tecnologías más prometedoras sobre energías limpias. «Soy optimista acerca de que podemos inventar las herramientas que necesitamos para generar energía limpia, asequible y fiable que ayudará a los más pobres a mejorar sus vidas y también a detener el cambio climático», comentó Gates.

En paralelo y como complemento a esta iniciativa privada, un total de 20 países, entre ellos los cinco más poblados –China, EE UU, India, Indonesia y Brasil– y los más contaminantes, acordaron duplicar sus inversiones en investigación sobre energía limpia para abordar el cambio climático, según informó la Casa Blanca. El conjunto de estas naciones representa el 75 por ciento de las emisiones mundiales de CO2, uno de los principales gases causantes del efecto invernadero, y más del 80 por ciento de la inversión en I+D de la energía limpia del mundo. Además de incrementar la innovación mundial público-privada de ese tipo de energía, el acuerdo pretende proporcionar energía limpia asequible a los consumidores, en particular a los países en desarrollo, y crear oportunidades comerciales adicionales en ese sector. Mediante esta iniciativa, llamada «Misión Innovación» y presentada también en la cumbre COP21 de París, los 20 países se comprometen a duplicar su respectiva investigación en energía limpia y el desarrollo de la inversión (I+D) en cinco años, informa Efe.

Por otra parte, el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro indio, Narendra Modi, lanzaron la «Alianza solar internacional». Con esa iniciativa pretenden federar el conjunto de países situados entre los trópicos de Cancer y Capricornio, un centenar, que poseen un fuerte potencial en materia de energía solar. Durante la presentación de este proyecto sobre la energía soloar, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, aseguró que «en nuestro mundo no podemos tener un acuerdo perfecto», pero a falta de ese acuerdo perfecto, sí «ha llegado el momento de encontrar un compromiso». Y «uno de los puntos clave» en la lucha contra el cambio climático es «la utilización de energías renovables y solares».

Publicidad

En el mismo sentido se pronunció el presidente francés, François Hollande, quien apostó porque «una parte» de los 1,2 billones de dólares de inversiones que constituyen las contribuciones nacionales al esfuerzo para reducir los gases de efecto invernadero, y que están programadas para los próximos quince años, sean invertidas en la energía solar. «La energía solar es la más abundante de las energías renovables en los países del sur», comentaba ayer el Elíseo, «pero las tecnologías y las financiaciones son todavía insuficientes».