Enfermedades

Un grave repunte del cólera causa alarma en la OMS: "Existe un riego considerable de epidemia"

El aumento de las temperaturas debido al cambio climático juega un papel fundamental en la intensificación de los casos

Vibrio cholerae: la bacteria que causa el cólera
Vibrio cholerae: la bacteria que causa el cóleraWikipediafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

El cólera es una enfermedad diarreica aguda que puede causar la muerte en cuestión de horas si no se trata. Afecta a las personas con un acceso insuficiente al agua potable y a un sistema de saneamiento básico. Se calcula que cada año hay en el mundo entre 1,3 y 4 millones de casos de cólera, y entre 21. 000 y 143. 000 defunciones por esta causa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este martes de que se ha observado un grave repunte de casos durante enero en diez países del este y sur de África, y que existe un riesgo considerable de que la enfermedad se extienda aún más causando una epidemia. Actualmente, los países más afectados son Zambia y Zimbabue, mientras que Mozambique, Tanzania, la República Democrática del Congo, Etiopía y Nigeria han reportado focos activos de cólera, con un total de 26.000 casos y 700 muertes.

El aumento de las temperaturas debido al cambio climático juega un papel fundamental en la intensificación de los casos, unido a las migraciones forzosas y los conflictos. "El cambio climático y los conflictos están añadiendo leña al fuego. Las inundaciones, ciclones y sequías reducen el acceso al agua apta para el consumo y crean un ambiente ideal para que el cólera prospere", explicó la responsable de emergencias de la Oficina Regional para África de la OMS, Fiona Braka, por teleconferencia desde Brazzaville.

En Zambia se ha empezado a vacunar contra el cólera en las comunidades más afectadas, con una meta de 1,7 personas vacunadas, mientras que en Zimbabue se apunta a una cobertura de 2,3 millones de personas. Braka dijo que esto representa un esfuerzo importante en el que la OMS está colaborando debido a que las reservas internacionales de vacunas contra el cólera son escasas. Por esta razón -añadió- se deben plantear soluciones que comprendan un mejor acceso al agua potable, a instalaciones de higiene y saneamiento, así como a diagnósticos y tratamientos de calidad.