Investigan a un ganadero por dejar morir de hambre a sus ovejas

Los animales estaban encerrados, sin comida ni agua y a la intemperie a pesar de las bajas temperaturas que se dan durante la noche.

Contenedor lleno de cadáveres de corderos y ovejas
Contenedor lleno de cadáveres de corderos y ovejas

La Guardia Civil investiga a un ganadero de Los Monegros, en Huesca, como supuesto autor de un delito de maltrato animal, ya que en su explotación se han encontrado ovejas agonizantes por inanición.

La Guardia Civil investiga a un ganadero de la comarca de Los Monegros, en Huesca, como supuesto autor de un delito de maltrato animal, ya que en su explotación se han encontrado ovejas agonizantes por inanición y corderos de pocos meses que también sufrían de falta de alimento.

Como consecuencia de las inspecciones de granjas y explotaciones ganaderas que realiza el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Huesca, a principios de diciembre se personaron varios agentes en una granja de ovino y caprino de la comarca de Los Monegros y durante su inspección hallaron varios ejemplares de ovejas y corderos, en estado de inanición y algunos de ellos agonizantes. Los animales estaban encerrados, sin comida ni agua y a la intemperie a pesar de las bajas temperaturas que se dan durante la noche, han informado fuentes del instituto armado en un comunicado.

Entre los animales vivos se localizaron doce que estaban muertos, mientras que en un contenedor situado en el exterior de la explotación se hallaron más de una treintena de ejemplares en estado de descomposición y con síntomas de haber muerto por falta de atención. A raíz de esta inspección, el dueño de la explotación ganadera facilitó alimento y acondicionó los lugares donde se encontraban los animales.

Por estos hechos, el Seprona de la Guardia Civil procedió a la investigación del propietario, de 65 años, como supuesto autor de un delito de maltrato animal, por omisión por falta de atención, cuidado, desnutrición y absoluta falta de salud e higiene de los animales que tiene en la explotación. Los agentes avisaron al Servicio Provincial de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón en Huesca para coordinar la retirada de los cadáveres de los animales.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de guardia de Huesca y el ganadero quedó pendiente de citación ante la autoridad judicial.

Efe