La agresiones a menores aumentó un 14% en 2013

Las agresiones contra menores de edad aumentaron un 14% durante el último año en España, y en la mayoría de los casos la violencia que sufren los niños y adolescentes procede de sus padres y de compañeros de clase. Estos datos se recogen en el último informe de la Fundación Anar, del que se ha hecho eco la Fundación Marcet con motivo de la celebración mañana del Día Mundial de la No Violencia, que fijó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en recuerdo de Gandhi, icono de la no violencia, que fue asesinado el 30 de enero de 1948. España es uno de los países del mundo en los que los menores de entre 11 y 15 años reconocen en menor medida que han sido víctimas de acoso escolar. Sin embargo, son los que registran mayor porcentaje de los que sí declaran haber participado en una pelea, según el informe publicado por Unicef Bienestar infantil en los países ricos.

Este dato da buena cuenta de los problemas de acoso que sufren algunos adolescentes en sus colegios e institutos. Ante este panorama en las aulas, la Fundación Marcet ha ayudado a través del fútbol a muchos niños a dejar la violencia y los problemas de lado, centrándose en el fomento del deporte y la pasión por el fútbol desde pequeños. "Promover el deporte, en este caso el fútbol, ayuda a que los menores se adapten a trabajar en equipo, a respetar a sus compañeros fuera y dentro del campo y fomentar así valores como la tolerancia, la responsabilidad y, sobre todo, la no violencia", asegura la Fundación Marcet.

Violencia y enfermedades neurológicas

Por su parte, la Sociedad Española de Neurología (SEN) quiere recordar en esta fecha la importancia de considerar la violencia, tanto infantil como de género, no solo como un gran problema social, sino también de salud. "Diferentes estudios han establecido la asociación de enfermedades neurológicas crónicas con antecedentes de maltrato en la infancia y en el ámbito de la pareja: cefaleas, episodios de amnesia, cuadros confusionales, mareos y quejas de memoria, entre otros, se observan con mayor frecuencia en víctimas de maltrato", explica la SEN en un comunicado.

Según datos manejados por la SEN, hasta un tercio de las mujeres que sufren patologías neurológicas crónicas son víctimas también de violencia doméstica. Además, los maltratos en la infancia pueden originar y agravar diversas enfermedades neurológicas en el adulto, como trastornos cognitivos y del sueño, habiéndose encontrado también asociación con el ictus, la fibromialgia y ciertas enfermedades autoinmunes. "En los últimos años, una de las enfermedades cuya cronicidad más se ha relacionado con la violencia infantil y de género ha sido la migraña", señala el doctor David Ezpeleta, coordinador del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología.

Además, esta entidad se hace eco de un estudio reciente realizado en España que asegura que las mujeres que han sufrido o sufren violencia tienen un 12% más de posibilidades de sufrir cefaleas a consecuencia de estar expuestas a situaciones de riesgo como el estrés o la depresión. Por otra parte, según el último estudio realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, más de 2.150.000 mujeres en España podrían haber sufrido violencia de género alguna vez en la vida, indica la SEN.

En cuanto al maltrato infantil, no existen registros de esta magnitud en España, pero entre el 25% y el 44% de los adultos de los Estados Unidos relatan haber sufrido algún tipo de abuso en su infancia. Puesto que los servicios sanitarios suelen ser el primer punto de contacto de las víctimas de la violencia, sus profesionales tienen una oportunidad única de reconocerla, y la responsabilidad de intervenir. Por ello, desde la Sociedad Española de Neurología se alienta a los profesionales a que "estén alerta ante la posibilidad de abuso y maltrato y sean capaces de reconocer sus señales de sospecha".