Libros

La Biblia, un libro vetado entre los americanos

J. Pastor Solís

Detalle de una Biblia Sacra
Detalle de una Biblia Sacra

La Asociación de Bibliotecas Americanas (ALA) ha incluido en su lista de libros «desafiantes» de 2015 a la Biblia junto a un libro infantil con un protagonista transgénero, «I Am Jazz» y la novela erótica «Cincuenta Sombras de Grey». Esta lista se realiza anualmente teniendo en cuenta los informes realizados por las bibliotecas, colegios y medios de comunicación que intentan prohibir ciertos libros en Estados Unidos.

La Biblia ha sido clasificada en el sexto puesto de la lista de los libros calificados como desafiantes por la sociedad estadounidense. Los usuarios se han opuesto a la presencia de este libro en bibliotecas y colegios por su «punto de vista religioso».

Es la primera vez que La Biblia aparece en esta lista y según James La Rue, director de la Oficina por la Libertad Intelectual de ALA, la inclusión de La Biblia responde a que «la gente siente que si una biblioteca escolar compra una copia de la Biblia, es una violación de la separación Iglesia y Estado. En ocasiones un grupo religioso se posiciona contra un libro y puede que como respuesta a esto un padre se oponga a la Biblia», declara La Rue.

«La Biblia no tiene un “punto de vista religioso”, tiene muchos», explica el profesor José Ramón Busto del Departamento de Sagrada Escritura e Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia de Comillas Icai-Icade. En opinión de Busto, quien ponga objeciones a su presencia en una estantería por su punto de vista religioso «no la ha entendido, pues la Biblia permite la libertad de pensamiento». Por otro lado, añade que «el Antiguo Testamento es el documento cultural más importante de Oriente Próximo por su importancia y valor histórico. Querer que este libro no esté en las bibliotecas es semejante a la destrucción de las ruinas de Palmira».