La desgarradora despedida de una madre a su hijo de 4 años con cáncer

La carta publicada en Facebook ha sido compartida más de 600.000 veces

Scully narra sus últimas horas junto a Nolan para hacerle un homenaje y para tratar de concienciar sobre la necesidad de invertir en investigación y en tratamientos para evitar el sufrimiento de los niños enfermos y de sus familias.

Ruth Scully ha sufrido la mayor desgracia que puede sufrir un padre, perder a su hijo. Nolan tenía cuatro años cuando un rabdomiosarcoma, un tipo raro de cáncer que afecta a los tejidos blandos, se lo llevó. Han pasado dos meses desde ese terrible 4 de febrero y Scully ha querido homenajear a su hijo relatando sus últimas y desgarradoras conversaciones con el niño para, además, concienciar sobre la importancia en investigar sobre la enfermedad y la dificultad por la que pasan tanto los niños afectados como sus familiares.

La relación de Scully con Nolan iba más allá de la de una madre y su hijo. La lucha contra la enfermedad hacía que pasaran practicamente todo el día juntos, sin separarse ni siquiera para bañarse. Mientras su madre se duchaba, Nolan se tumbaba en la alfombra con un cojín para esperarla y pdoer seguir con ella. Es precisamente esta imagen la que ha compartido Scully, la de antes y la de ahora. La de Nolan en la alfombra y la de la alfombra vacía. Si la imagen ya de por sí produce un profundo dolor, la conversación que relata Scully es escalofriante.

La madre relata cómo hace dos meses le tenía entre sus brazos y "escuche lo mucho que me querías y te besé en los labios. Han pasado dos meses desde que nos acurrucamos, dos meses de puro infierno". Scully comparte con sus amigos de Facebook que llevaba tiempo queriendo escribir sobre los últimos días de Nolan para explicar "lo increíble que era mi hijo, lo hermoso que era, cómo todo lo que hizo fue nada más que por puro amor".

La última vez que visitaron el hospital sabían que el final estaba cerca. Nolan llevaba tres días sin comer ni beber y no paraba de vomitar: "El 1 de febrero nos sentamos con todo su equipo médico. Cuando habló su oncóloga, vi el dolor en sus ojos. Siempre ha sido honesta con nosotros y luchó con nosotros durante todo este tiempo, pero la última tomografía mostraba grandes tumores que habían crecido comprimiendo sus tubos bronquiales y el corazón tan solo cuatro semanas después de haberle operado a corazón abierto. El rabdomiosarcoma se estaba extendiendo como un fuego salvaje. Ella nos explicó en este momento que su cáncer no era tratable porque había resistido a todos los tratamientos a los que le habíamos sometido y que el plan era mantenerlo cómodo mientras su estado de salud se deterioraba rápidamente".

Scully necesitó un tiempo para digerirlo y poder acudir al encuentro de su hijo. Cuando llegó a la habitación, estaba sentado en "la silla roja de mami"viendo Youtube en su tablet. "Me senté con él y puse mi cabeza junto a la suya y tuve la siguiente conversación:

-Te duele al respirar ¿no?

-Bueno.... Sí.

-Te duele un montón ¿no?

- Sí, sí.

- Este tipo de cáncer apesta pero ya no tienes que luchar.

- (Pura felicidad) ¿ya no? ¡Pero si lo hago por ti mami!

- No... ¿Es eso lo que has estado haciendo? ¡Luchando por mami?

- ¡Claro!

-Nolan, ¿Cuál es el trabajo de mamá?

- ¡Mantenerme a salvo! (con una gran sonrisa)

- Cariño... ya no puedo hacerlo. La única manera de que estés seguro es ir al cielo. (Dije con el corazón roto)

- ¡Así que iré al cielo y estaré jugando hasta que te vayas! ¿Vas a venir?

- ¡Pues claro! ¡No creas que puedes deshacerte de mami tan fácil!

- ¡Gracias mami!

Al día siguiente, Nolan ya descansaba y pasaba la mayor parte del tiempo durmiendo. Lo prepararon todo para que pudiera marcharse a casa: Sólo querían pasar juntos una noche más. Pero cuando despertó, le puso la mano encima y le dijo: "Mami, está bien. ¿Vamos a quedarnos aquí, de acuerdo?". "Mi héroe de 4 años estaba tratando de asegurarme de que las cosas fueran fáciles para mí....", añadió.

"Así que durante las siguientes 36 horas, jugamos, vimos Youtube, disparamos armas contra armas y sonreímos tantas veces como pudimos. Nos metimos en la cama y me dijo cómo quería que fuera su funeral, escogió a sus porteadores, lo que quería que la gente llevara puesto, escribió lo que nos dejaba a cada uno de nosotros e incluso escribió que quería ser recordado como un policía...", explica.

Alrededor de las 21:00 horas seguían en la cama pero Scully decidió ducharse. Como no quería separarse de Nolan le preguntó su podía entrar con ella y el pequeño quiso tranquilizarla y le dijo que la esperaría detrás de la puerta del baño y sonrió. Cuando la puerta se cerró, lo hicieron también los ojos de Nolan: "Cuando abrí la puerta del baño, me dijeron que estaba en un sueño profundo y que no podía sentir nada". Su respiración era extremadamente forzada, su pulmón derecho había colapsado y el nivel de oxígeno en sangre se había desplomado. "Corrí y a la cama con él y puse mi mano en el lado derecho de su cara. Entonces se produjo un milagro que nunca olvidaré.... Mi ángel tomó un respiro, abrió sus ojos, me sonrió y dijo «te amo mami». Giró su cabeza hacia mí y se marcó cuando le estaba cantando al oído «tú eres mi sol»".

"¡Se despertó de un coma para decir que me amaba con una sonrisa en la cara! Mi hijo murió como un héroe. Era un guerrero que murió con dignidad y lleno de amor hasta el último segundo. Todo lo que Nolan quería hacer era servir y proteger a los demás, lo hizo todo el tiempo hasta su último aliento y continúa haciéndolo... Miro todo lo que logró en 4 cortos años y sólo puedo pensar en lo que pudo haber logrado con una vida más larga. Pero tristemente debido al cáncer, el mundo y nuestra familia se perderán a alguien tan lleno de amor, que sólo quería proteger y servir. Tenemos que hacerlo mejor con la financiación, la investigación y las opciones de tratamiento", indicó.

Finalmente, Scully concluyó que su hijo la esperaba tumbado junto a la ducha "porque tenía miedo de no poder estar a mi lado. Ahora yo soy la que tiene miedo de ducharse. Con nada más que una alfombra vacía, donde una vez un hermoso niño perfecto esperaba a su mami".