La familia de Marta del Castillo, condenada a pagar 2.014 euros

Antonio del Castillo y Eva Casanueva durante el juicio por la muerte de Marta
Antonio del Castillo y Eva Casanueva durante el juicio por la muerte de Marta

El Tribunal Supremo condena a la familia de la joven sevillana a pagar las costas del juicio de las dos personas que, según sigue defendiendo la familia de Marta, tuvieron algo que ver con lo que ocurrió el 24 de enero de 2009.

El Tribunal Supremo ha fallado a favor del hermano de Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, y de Samuel Benítez, que solicitaron a los padres de Marta del Castillo el pago de 2.467 euros –la mitad para cada uno– en concepto de costas judiciales para poder pagar al abogado y al procurador. Después de casi cinco años de lucha por saber dónde está el cuerpo de su hija y de recibir varios varapalos judiciales, la familia de la joven sevillana tendrá que hacer frente al pago de 2.014 euros a dos de las personas que, según defienden desde el primer día, tuvieron relación directa con la desaparición y muerte de Marta. Además, la sentencia indica que en el caso de que no afronten el pago, les embargarían el sueldo o cualquier bien que tuvieran a su nombre. Para la madre de Marta, Eva Casanueva, la decisión del Alto Tribunal "no es ni justo ni moral. Para mí es indecente"y, en contra de su moral, han decidido pagar. Lo que los padres de la joven sevillana no entienden es que las víctimas deban pagar con algo más que su propio sufrimiento. Antonio del Castillo declaraba a LA RAZÓN hace unos días que «encima de perder a una hija, ahora pretenden que pague» y, aunque dijo que iba a cumplir con lo que marca la ley, anunció que recurrirá la decisión porque "tengo el derecho y lo ejerceré". "Es una decisión indignante", dijo.

Pese a haber sido absueltos, la sombra de la sospecha siempre ha planeado sobre Francisco Javier Delgado y Samuel Benítez (en la imagen). Este mismo año, Carcaño aseguró que Francisco Javier mató a Marta de un golpe después de que la joven se interpusiera entre ambos hermanos por una discusión sobre dinero. Acerca de Benítez, aseguró que éste y el «Cuco» le ayudaron a deshacerse del cadáver.

Después de que la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla condenara a Carcaño a 21 años y tres meses de prisión, la familia mantenía activos dos recursos: uno de amparo en el Constitucional y otro en el Supremo contra la segunda absolución de Samuel Benítez dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla. Y es que la Sección Séptima de la Audiencia volvió a absolver a Benítez de un presunto delito de encubrimiento, pues consideró que «no se dispone de un sólo dato o prueba objetiva en contra» suya. Esto ha sido recurrido ante el Supremo por la familia de Marta, aunque tanto la Fiscalía como el abogado de Samuel Benítez han solicitado al Alto Tribunal que no admita dicho recurso.

El padre de Marta confesó estar molesto con la Justicia, ya que «no ganamos nada en los tribunales». De hecho, afirmó que «no se ha hecho justicia con mi hija». Además, Antonio del Castillo indicó que no entiende cómo la Sección Séptima de la Audiencia le ha devuelto la moto a Miguel Carcaño.

Por otro lado, la semana pasada la Policía continuaba con la búsqueda del cuerpo de la joven, asesinada en enero de 2009, en varias fincas sevillanas. Según informó Efe, el juez del caso ha reprochado a la Policía su «flagrante incumplimiento» de la Ley al no informar sobre la búsqueda del cuerpo de la joven en La Rinconada (Sevilla), a lo que los agentes contestaron que, hasta ahora, no han obtenido resultado, pero siguen buscando en otras fincas seleccionadas.