África

La habitación de Romero será biodescontaminada

La descontaminación se hará con tecnología de vapor de peróxido de hidrógeno (tecnología VHP) que genera vapor seco de alta potencia capaz de provocar una muerte biológica en corto espacio de tiempo.

La habitación de la sexta planta del Hospital Carlos III utilizada para acoger el ingreso de Teresa Romero, primera contagiada de ébola fuera de Africa, será biodescontaminada este mismo miércoles y el personal continuará en vigilancia activa hasta que pase los 21 días posteriores a la última exposición al virus.

Según ha informado el centro a través de un comunicado, la descontaminación de la habitación se hará con tecnología de vapor de peróxido de hidrógeno (tecnología VHP) que genera vapor seco de alta potencia capaz de provocar una muerte biológica en corto espacio de tiempo. Una vez finalizada esta fase, está garantizada al "cien por cien"la seguridad de todo el entorno de la habitación.

Por otra parte, el personal asistencia seguirá en vigilancia activa que comenzó a partir del 1 de noviembre y se prolongará hasta el 22 de este mes, cumpliendo los 21 días que marca el protocolo de seguridad. Ese periodo se extenderá al día 25 de noviembre para el personal sanitario que entró ayer a limpiar la habitación de Romero y el día 26 para el personal encargado de la biodescontaminación.

Las medidas de control para la vigilancia activa son tomar la temperatura corporal dos veces al día y alertar en caso de superar los 37,7 grados, según establece el nuevo protocolo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Asimismo, el servicio de Prevención de Riesgos Laborales realiza control de sintomatología y revisión con cada trabajador de las medidas de protección mediante un control presencial, así como un control telefónico incluido los sábados y los domingos.

Por otro lado, el Hospital Carlos III recobra su actividad normal dado que, unido a la actividad de consultas que ha funcionado "en todo momento", a partir del lunes se empezó a ingresar pacientes en la tercera planta del centro.

Al quedar liberada la sexta planta, se actuará sobre las cuatro habitaciones antiguas con el objeto de acometer obras de mejora y ampliación de las esclusas. El dispositivo para pacientes con sospechas o confirmados cuenta ya con cuatro habitaciones de presión negativa y esclusas de mayor tamaño, así como cámaras de seguimiento tanto en la habitación como en la propia esclusa.