Actualidad

Vuelve el sarampión

La OMS alerta del auge de esta enfermedad evitable. En los seis primeros meses de 2019 se registraron 89.994 casos (más que en todo 2018), un 103% más que en el mismo periodo del año pasado y 17 veces más afectados que en 2016.

La OMS alerta del auge de esta enfermedad evitable. En los seis primeros meses de 2019 se registraron 89.994 casos (más que en todo 2018), un 103% más que en el mismo periodo del año pasado y 17 veces más afectados que en 2016.

Publicidad

Vacunarse es la única medida para evitar la propagación de enfermedades contagiosas evitables. Sin embargo, Europa está perdiendo terreno en esta batalla que años atrás parecía ganada. Si en 2018 fue la propia Comisión Europea la que expresaba su preocupación por el aumento de casos del sarampión, ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó del repunte de esta enfermedad infecciosa en nuestro continente.

En concreto, cuatro países (Albania, República Checa, Grecia y Reino Unido) han dejado de estar libres de sarampión. Es la primera vez que estos países pierden este estatus desde que comenzó el proceso de verificación en 2012, según informó la Comisión Europea de Verificación Regional para la Eliminación del Sarampión y la Rubeola (CVR).

Los datos hablan por sí solos. En 2018 comenzó el aumento de casos, una situación que ha empeorado este año. Así, si en 2018 las voces acreditadas alertaban de que en 2018 se habían registrado 84.462 casos, en los seis primeros meses de 2019 el número roza los 90.000. Es decir, más enfermos en medio año que en todo 2018, que ya registró datos alarmantes. Y si se compara con el mismo período, el aumento es del 103,72% (89.994 casos frente a los 44.175 registrados entre enero y junio de 2018). Los datos son aún más preocupantes si se contrastan con años anteriores. Así, hasta el pasado mes de junio se registraron 17 veces más casos que en todo 2016.

De ahí que la propia OMS considere que se trata de «un resurgimiento dramático del sarampión» que amenaza la salud de Europa. Unas cifras muy elevadas en comparación con los 5.273 casos de 2016 o los 25.863 de 2017; máxime cuando en la actualidad el 91% de la región cuenta con cobertura para la segunda dosis de la vacuna contra el sarampión. «El restablecimiento de la transmisión del sarampión es preocupante. Si no se logra mantener una alta cobertura de inmunización en cada comunidad, niños y adultos sufrirán de forma innecesaria y algunos morirán trágicamente», afirmó el doctor Günter Pfaff, presidente de la RVC.

Publicidad

Cobertura vacunal

Publicidad

No todo son malas noticias, Austria y Suiza han conseguido el estatus de haber erradicado la enfermedad. Ahora bien, esa condición, que exige haber demostrado la interrupción de la transmisión endémica durante al menos 36 meses, la tenían a finales del año pasado 35 países de la región (entre ellos, España), dos menos que un año antes. Y eso pese a que la eliminación del sarampión había sido fijada para 2015 aunque posteriormente se propuso 2020 como nueva fecha.

La circulación del sarampión en Europa continúa clasificándose como una emergencia de grado 2 por la OMS a nivel interno, lo que permite a la organización poder movilizar los recursos técnicos, financieros y humanos necesarios para prestar apoyo a los países afectados. No es un asunto baladí. En 2018 se reportaron 74 muertes en la región europea, 42 en 2017 y 13 fallecimientos en 2016.

Los movimientos migratorios y el mayor peso de los antivacunas están detrás del auge de la enfermedad en Europa. En este sentido, Emilio Molina, vicepresidente de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (Apetp), hace hincapié en el incremento del movimiento antivacunas: «Llevamos años alertando de ello en España, aunque nuestro país no sea muy representativo en comparación con otros otros estados. Desde hace más de media década está repuntando el movimiento anti medicina moderna».

Bulos en la red

Las alertas de poco están sirviendo a tenor del repunte, de ahí que Molina haga hincapié en la necesidad de desarrollar medidas que permitan «atajar la desinformación en el campo de la salud». Y es que dos de cada cinco padres están expuestos a información falsa sobre vacunas en redes sociales, según se afirmó recientemente en el primer Simposio #SaludInfantilsinBulos para Padres Millennials. «El aumento de bulos sobre la vacunación en las redes sociales e internet tiene consecuencias, ya que se corre el riesgo de perder la inmunidad de grupo y que reaparezcan enfermedades que se consideraban erradicadas», afirmaba Carlos Mateos, coordinador del Instituto #SaludsinBulos.

Publicidad

En opinión de Molina, se ha llegado a un punto en el que «las vacunas deberían empezar a ser obligatorias. Hoy la gente ha olvidado lo que pasaba antes y lo vamos a recordar pero desgraciadamente será a las malas». Ahora bien, esta medida también podría conllevar un mayor rechazo social.

A nivel mundial, más de uno de cada diez niños no recibió vacunas vitales contra enfermedades como el sarampión y la difteria en 2018, según Naciones Unidas. Aunque la mayoría de los casos se debió a los conflictos, la desigualdad, el precio... en los países pobres. Solo el año pasado se registraron casi 350.000 casos de sarampión en todo el mundo, más del doble que en 2017.