La vivienda se dispara hasta un 32% en algunas zonas de grandes ciudades

Los precios subieron un 5% en 2018, según Tinsa

Viviendas en venta
Viviendas en venta

El precio de la vivienda se está disparando en varios distritos periféricos de Madrid, Barcelona y Valencia. Aunque según datos de la tasadora Tinsa en 2018 el valor medio de los inmuebles se incrementó un 5%, en algunas de estas zonas los porcentajes de subida superan el 30%. Es el caso del distrito de Rascanya, en Valencia, donde los precios subieron en el último trimestre del año pasado un 32,4% en tasa interanual. En esta ciudad, la vivienda también se encareció un 19,9% en L'Olivereta y un 18% en Camins al Grau.

En el caso de Madrid, el mayor repunte se registró en Villaverde –25,6%–, seguido de Ciudad Lineal –21,6%– y Vicálvaro –19%–. En Barcelona, el incremento más fuerte se localizó en el barrio de Sant Andreu, con un 18%. Una vez que los precios se han recuperado en los distritos más céntricos por el empuje de la demanda, los compradores que se están sumando al mercado y no puede acceder a las viviendas de estas zonas se desplazan a las aledañas, lo que está provocando estos avances. En otras grandes ciudades como Sevilla y Zaragoza, con una menor recuperación general, son las zonas principales en las que se sigue registrando una mayor apreciación.

El incremento de los precios en Madrid y Barcelona ha impulsado el esfuerzo financiero, los ingresos familiares brutos destinados al pago de la vivienda, hasta el 26,9% y el 27,8%. Se trata de niveles que Tinsa considera excesivos. La tasadora entiende que este esfuerzo en ningún caso debería superara el 25%. Ambas ciudades tienen dos de las cuotas hipotecarias medias más elevadas del país, con 739 euros en el caso de Madrid y 731 en el de Barcelona. La más alta es la de Baleares, con 849 euros.

La consolidación de la recuperación del sector inmobiliario llevó a que el pasado ejercicio los precios ya crecieran en todas las comunidades autónomas, aunque en regiones como Extremadura el avance fuese más que modesto, del 0,4%. A nivel regional, sin embargo, sigue habiendo territorios en negativo, aunque todos por debajo del -5%. El mayor se registró en Soria (-5,2%), seguido de Cuenca (-4,8%) y Zamora (-3,2%). Los mayores incrementos se registraron en Lérida -10,9%- y Madrid -10,8%-.

El precio medio de la vivienda en España lleva evolucionando al alza desde el tercer trimestre de 2016 de forma ininterrumpida. No obstante, desde los mínimos post-crisis acumula una revalorización del 11,7% y está todavía un 34,7% por debajo de los máximos que marcó en su zenit, a finales de 2007, según los datos de Tinsa.