MENÚ
martes 22 octubre 2019
02:24
Actualizado

Los bomberos forestales denuncian “el ataque de Tragsa a la libertad de expresión”

Las brigadas forestales se concentrarán el miércoles en repulsa de la “mordaza” de Tragsa

  • Las brigadas de refuerzo en incendios forestales (BRIF) trabajan en la extinción de un incendio
    Las brigadas de refuerzo en incendios forestales (BRIF) trabajan en la extinción de un incendio

Tiempo de lectura 2 min.

16 de septiembre de 2019. 10:22h

Comentada
16/9/2019

ETIQUETAS

Las brigadas de refuerzo en incendios forestales (BRIF) denuncian que la empresa pública Tragsa les está “amordazando”. El último caso fue a raíz de unas declaraciones que hizo el propio presidente de la asociación de trabajadores Atbrif durante su tiempo libre a un medio de prensa digital el pasado 20 de agosto, cuando las llamas calcinaban Valleseco, en Gran Canaria. Mientras cuatro bases de las BRIF trabajaban duramente en la extinción durante ocho días del fuego, un bombero forestal, que es a su vez el representante legal de Atbrif, hizo unas declaraciones en las que no se expresaban ninguna confidencialidad, como que “queda mucho curro, pero en estos momentos no hay columna conflictiva” o que las labores se centran “en la línea negra y la consolidación del perímetro”. Pues bien, Tragsa ha decidido sancionar con dos días de empleo y sueldo a este trabajador de la BRIF de Tabuyo del Monte, en León. Desde la asociación recuerdan que mientras los bomberos forestales se juegan la vida para cuidar a las personas, sus bienes y el patrimonio natural de todos, la respuesta de la empresa pública es “coartar, censurar, amordazar y sancionar a sus trabajadores en vez de cuidar a unos profesiones que siempre dejan el nombre de la BRIF y por ende de sus gestores en lo más alto, gracias a su trabajo, sudor y esfuerzo diario por poco más de 1.000 euros al mes”. Consideran que los gestores pretenden así, no solo amordazar, sin invisibilizar el trabajo que realizan unos empleados que cabe recordar que años atrás cuando se manifestaron para pedir unas mejores prestaciones y consideraciones no dudaron en hacer un especie de huelga a la japonesa, trabajando para frenar el avance de las llamas estando en huelga.

Recuerdan que no es la primera vez que la empresa pública trata de imponer estas sanciones. Así en 2014, ya lo intentó sancionando cinco días de empleo y sueldo a un trabajador que tomó una foto en un incendio y después se publicó en las redes sociales de la asociación.

Pero en esta ocasión, la sanción “es aún más extraña porque nunca antes a ningún cargo o socio de la Atbrif, ni a ningún trabajador de las BRIF por ende, se le había sancionado por hacer declaraciones a la prensa” y recuerdan que “coartar la libertad de expresión no es el medio para mantener a este colectivo contento, aun habiéndose aplicado el último acuerdo el pasado 19 de julio por el que se mejoraron algunas de nuestras condiciones”. En este sentido, recuerdan que quedan aún muchas cosas por mejorar y una de ellas es a divulgación y apuesta de nuestro dispositivo por parte de nuestros gestores Tragsa y MAPA”. Por ello, durante esta semana se programarán acciones de apoyo desde las distintas bases que componen el colectivo de las BRIF, siendo una de ellas Quna concentración en repulsa de la mordaza y ataque a la libertad de expresión el próximo miércoles a las 11:00 en la puerta de la delegación de Tragsa León”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs