Los cementerios reclaman una ley para impedir tirar las cenizas en la naturaleza

Cementerios de Barcelona ha anunciado que trabajará para impulsar una ley que prohíba esparcir las cenizas de los difuntos al medio natural debido al "problema de contaminación"que provocan, ha explicado este jueves su director general, Jordi Valmaña, en una rueda de prensa por Todos los Santos.

Ha planteado esta propuesta ante la tendencia al alza de las cremaciones en Barcelona, ya que uno de cada dos servicios de defunciones son incineraciones, de las cuales solo un 38% de las familias decide dejar las cenizas en el propio cementerio optando por inhumarlas o esparcirlas.

Un 84% de las cenizas están formadas por fosfato de calcio -restos óseos- y, si son esparcidas en un espacio limitado, queman la vegetación, además de que muchas veces las familias también lanzan la urna en el mismo lugar, ha expresado Valmaña.

En el marco de su compromiso con el medio ambiente, Cementerios de Barcelona liderará junto a la Asociación de funerarias y cementerios municipales del Estado "encuentros con los poderes políticos"con el fin de conseguir una regulación sobre el destino de las cenizas, unos contactos que iniciaron sin éxito en 2007.

España y Portugal son los únicos países de la UE que no cuentan con una norma específica sobre esta cuestión: "Creemos que tenemos que intentar seguir los pasos de los países de Europa que lo tienen más elaborado", como Alemania, Francia, Bélgica, Suecia y Luxemburgo.

En estos países, el primer destino de las cenizas son los cementerios y solo están autorizadas para salir si la familia explicita por escrito qué hará con los restos porque "tienen prohibido tirarlos al medio ambiente".

Actualmente, las familias barcelonesas pueden inhumar las cenizas en su nicho del cementerio, y enterrar la urna biodegradable -suponen un 50% de las que venden- o bien esparcir las cenizas en espacios habilitados de estos recintos, que cuentan con jardines y bosques, ha detallado.

Valmaña también ha explicado que el cementerio de Les Corts es el primero de España "energéticamente autosuficiente", puesto que cubre el 90% de sus necesidades energéticas a través de las placas fotovoltaicas que instaló a principios de 2015.

En esta línea, ha avanzado que trabajan para que en 2016 el cementerio de Montjuc también sea autosuficiente gracias a la energía solar.

Además, Cementerios de Barcelona adquirirá dos vehículos eléctricos y dispondrá de dos puntos de recarga en los recintos de Poblenou y Sant Andreu que son gratuitos para los usuarios y los vecinos. La entidad también se ha implicado en un proyecto de recuperación de la fauna autóctona del cementerio de Montjuc, y ha liberado seis búhos procedentes del centro de recuperación de fauna de Torreferrussa porque en la última década ha descendido la población de esta especie en el recinto.