Selva negra, pasas y milhojas rellenas de millones

Todos los abuelos y abuelas de la Residencia de Villaviciosa de Odón compraron el 68402
Todos los abuelos y abuelas de la Residencia de Villaviciosa de Odón compraron el 68402

Más de 500 series agraciadas con 200.000 euros fueron «horneadas» en una de las pastelería del Valle de Ayala

Dicen que las galletas de la suerte son chinas, pero en realidad se venden en Álava. A Roberto le han tocado 60.000 euros gracias a tres de ellas, un «pellizco» que ayudará a su familia a superar una mala racha laboral. «El 42206 ha sido nuestra salvación», dijo ayer con evidentes signos de emoción. Su caso no es único en Llodio: junto a él, cientos de vecinos arañaron algunos miles de euros después de que uno de los dos cuartos premios cayese íntegramente en este municipio vasco. «Los dulces nos han regalado esta suerte», bromeó. Aunque no le faltó razón. Los de la pastelería Dastaketa llegaron cargados de 34 millones de euros. Sus pastas, sus milhojas y sus tartas selva negra hicieron las delicias de sus dueños y, sobre todo, de sus clientes habituales. «Hemos vendido 5.000 décimos y otras tantas participaciones», relató Borja, uno de sus dueños. «Nos abonamos a este número hace más de una década. Hemos sido fieles y ésta es nuestra recompensa. Estamos especialmente felices por nuestros familiares y amigos. Momentos así dan sentido a los altibajos que vivimos cada día».Ya sea degustando un pastel o uno de sus premios. Hacía tiempo que Álava no registraba semejante lluvia de millones, aunque su gasto en Lotería navideña (49,79 euros por habitante) es mucho menor que sus vecinos vizcaínos (81,58) y guipuzcoanos (57,79). En 1998, 3.000 millones de pesetas del Gordo (18 millones de euros) cayeron en la localidad riojanoalavesa de Oion y en 2006, un «aperitivo» en Vitoria.